Para disminuir la quema de gavilla en el Valle del Yaqui, se buscará triplicar las sanciones para quienes realicen esta práctica a un mínimo de 60 Unidades de Medida y Actualización (UMA), lo que representa alrededor de seis mil pesos, afirmó el Subdirector de Gestión Ambiental, Juan Carlos Gil Núñez.

Explicó que en lo que va de este ciclo agrícola se han registrado dos casos que se encuentran bajo investigación, de los cuales uno fue la quema total del trigo, no únicamente de gavilla, mientras que el otro fue la incineración de llantas que afectó a ocho hectáreas en el block 508.

La autoridad local está tomando acciones para crear consciencia sobre esta práctica que se sigue realizando, la cual afecta al medio ambiente y la salud de las personas y en caso que se siga quemando la gavilla, se procederá a la aplicación de la sanción, que actualmente es de 20 UMAS y se busca triplicar.

“Queremos incrementarla tres veces más, a un monto de 60 UMAS que sea entre cinco mil a seis mil pesos para poder presionar un poquito más a ese tema”, detalló el funcionario.

Gil Núñez resaltó que es necesario pensar en los demás para evitar incurrir en esta práctica, la cual puede dañar a las personas que viven en la ciudad, así como al medio ambiente.

“No pensar en los demás, en que posiblemente tengamos un vecino que tenga asma o se ha visualizado que la quema de ese tipo de residuos produce algunos compuestos que pueden ser cancerígenos o el punto que puede ser del planeta”.

Resaltó que uno de los puntos más importantes para combatir la quema de la gavilla es la denuncia de la población, por lo que destacó la importancia que la ciudadanía se involucre.

El funcionario local consideró que la sanción actual de 20 UMAS es demasiado baja por lo que se debe actualizar y triplicar

fuente: Diario del Yaqui

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.