El Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS) del USDA está liderando una respuesta cada vez mayor a un gran brote de influenza aviar altamente patógena (IAAP). Hasta la fecha, el virus ha sido confirmado en 29 estados, afectando a más de 33 millones de aves domésticas. APHIS está trabajando en estrecha colaboración con los funcionarios estatales de sanidad animal en respuestas conjuntas a incidentes en cada uno de los estados afectados.

Para ayudar a garantizar que APHIS pueda continuar brindando actividades críticas de respuesta rápida, el secretario de Agricultura, Tom Vilsack, aprobó la transferencia de casi $263 millones de Commodity Credit Corporation a APHIS para apoyar directamente los esfuerzos de respuesta. El financiamiento permite que APHIS continúe con su trabajo fundamental con socios estatales y locales para identificar y abordar rápidamente los casos de IAAP en los Estados Unidos.

“La influenza aviar altamente patógena es una preocupación seria para la industria avícola de nuestra nación, y debemos continuar con nuestra respuesta a nivel nacional para minimizar el impacto”, dijo la subsecretaria de Marketing y Programas Regulatorios del USDA, Jenny Lester Moffitt. “Las acciones de la Agencia durante esta emergencia en curso sirven para salvaguardar a los productores de huevos y aves de corral de EE. UU. y reducir los efectos de la influenza aviar en la agricultura y el comercio, al tiempo que mejoran la preparación para otras emergencias de salud animal”.

El Secretario está autorizado a transferir fondos de los recursos disponibles (p. ej., la Corporación de Crédito para Productos Básicos) para abordar brotes de emergencia de plagas y enfermedades animales y vegetales.

El secretario Vilsack aprobó previamente el uso de aproximadamente $130 millones en fondos de emergencia a mediados de marzo y, hasta la fecha, el APHIS ha utilizado estos fondos para abordar las detecciones de HPAI en todo el país. Estos fondos se han utilizado para abordar indemnizaciones, diagnósticos, actividades de campo y otros costos de respuesta a emergencias.

La IAAP es una enfermedad grave y requiere una respuesta rápida porque es altamente contagiosa y, a menudo, mortal para las aves de corral. El APHIS y los funcionarios de los estados afectados están respondiendo de acuerdo con los planes de respuesta federales y estatales de HPAI, que incluyen la implementación de restricciones de cuarentena, la despoblación de las parvadas afectadas, la eliminación de las aves despobladas, la limpieza y eliminación del virus de las instalaciones afectadas y la realización de vigilancia en las áreas circundantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.