Inicio Internacional Uruguay : La marca a fuego asegura la propiedad del ganado

Uruguay : La marca a fuego asegura la propiedad del ganado

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) aclaró que la marca, conjuntamente con la Guía de Propiedad y Tránsito, es la que otorga la propiedad del ganado y no la caravana que se utiliza para garantizar la trazabilidad obligatoria del rodeo.

Asimismo, en el marco de la Ley de Urgente Consideración (LUC), se establecieron dos artículos que apuntan a mejorar el control de la propiedad del ganado en Uruguay.

Uno busca combatir el ganado “orejano” (sin marca) y penalizará a los productores que tengan animales sin identificar en sus predios.

El otro, apunta a establecer los plazos para aplicar la contramarca de semovientes,  procedimiento que no está explicado en el Código Rural. Así lo informó a El País el director del Sistema Nacional de Identificación Ganadera (Snig), Gabriel Osorio.

“Hay una inconsistencia histórica arraigada en el medio productivo donde se piensa que con la caravana (electrónica) se establece la propiedad del ganado y no es así”, explicó Osorio.

Osorio reconoció que el abigeato pasó a ser un problema muy grave en el medio rural y afirmó que “la combinación de la caravana (electrónica y visual) y la marca es una buena medida para combatirlo”.

Contramarca. El director del Snig, explicó que en el Código Rural está instrumentado cómo y cuándo marcar y contramarcar las haciendas. “El problema es que no se expidió —en su momento— el plazo para contramarcar”. Es por eso que se incluyó el artículo en la LUC y se establecerá el plazo para  cumplir con este requisito.

“Hoy día el código no establece plazo y hay quienes esperan hasta el momento de volverlo a vender para contramarcarlo. Se dan casos en que el animal está en el campo del que lo compró, pero con la marca del dueño anterior”.

De todos modos, el comprador puede justificar la compra con la Guía de Propiedad y Tránsito, que también tiene el dibujo de la marca”, detalló Osorio.

El jerarca sostuvo que la mayoría de los productores valoran su marca y hay casos en que esa identificación tiene una historia familiar. El uso de la marca a fuego nunca perdió vigencia cuando a partir del 2006 se puso en marcha la trazabilidad obligatoria de todo el rodeo bovino y se comenzó a usar una caravana visual y otra electrónica en cada animal.

A nivel general, Osorio consideró que no sólo se dejan de marcar los terneros, la omisión abarca a todas las categorías. “Se venden muchos terneros y se exportan en pie”, admitió el director del Snig, pero aclaró que “la normativa establece que el ternero se debe marcar cuando se retira del pie de la madre (al destete)”.

A modo de anécdota, el MGAP descubrió la primer marca y como estaba liberada, la inscribió como patrimonio histórico, pues emblemática para la ganadería de carne y un país productor y exportador como lo es Uruguay.

AM