Inicio Finanzas Urgen a corregir fallas del identificador de ganado para elevar envíos

Urgen a corregir fallas del identificador de ganado para elevar envíos

El Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado (SINIIGA) permitió a México exportar 1.3 millones de cabezas de bovino a Estados Unidos en lo que va del año, por lo que ganaderos coincidieron en la necesidad de fortalecer el llamado “arete bovino” para elevar la competitividad de México y tener un mayor control sanitario, libre de enfermedades en las importaciones procedentes de Centroamérica.

Debido a que el ganado bovino ocupa el tercer lugar de las exportaciones agroalimentarias, luego de la cerveza y el aguacate, los ganaderos de distintas organizaciones del país coincidieron en que las autoridades federales deben corregir fallas y simplificar los trámites en el suministro de los aretes electrónicos, ya que la excesiva tramitología resta eficacia y hace engorroso el acceso a los servicios.

En el marco del evento Dialogo Abierto entre Ganaderos Mexicanos, Juan Ramón González, director general del organismo Nacional de Certificación y Servicios Ganaderos (ONCESEGA), resaltó la importancia de la identificación del bovino como una herramienta que permite detectar a animales sospechosos de alguna enfermedad como la fiebre aftosa, tuberculosis, así como dar valor agregado al productor para exportar.

Mencionó que se detectó que existen productores que no cumplen y rechazan el arete, cuando el sistema de identificación ha sido reconocido por Estados Unidos desde el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y alertó que de no contar con él, se le podrían cerrar las puertas de comercialización a México.

Enrique Quevedo, presidente del Consejo Nacional de Recursos Genéticos, refirió que el ganado procedente de Guatemala no cuenta con arete, de modo que se cuestiona su estatus sanitario.

Los productores de Campeche demandaron el apoyo del gobierno federal para que los pequeños empresarios accedan al sistema de identificador de bovino, mientras que urgieron a los legisladores federales que exista una partida presupuestaria con subsidios.

fuente: El Economista