Inicio Internacional UPA considera 2016 como un año perdido para avanzar en el reequilibrio...

UPA considera 2016 como un año perdido para avanzar en el reequilibrio de la cadena alimentaria

El análisis pormenorizado del año agrícola y ganadero en 2016 elaborado por UPA pone de manifiesto que a pesar del incremento de la producción –que ha llegado a ser importante en algunos sectores- “la falta de precios justos siguió ahogando” a gran parte de los productores de alimentos en España.

A pesar de ello, el sector agrario creó empleo en 2016, bajando un 8,36% el nivel de parados registrados en el sector entre enero y noviembre de 2016 respecto al mismo periodo del año anterior. Prueba para UPA de las posibilidades del sector primario en la generación de riqueza y empleo en zonas y regiones “especialmente necesitadas” de actividad.

Tras casi tres años de funcionamiento de la Ley de la cadena alimentaria, UPA asegura que 2016 ha sido “un año perdido” para avanzar en su aplicación y resolver la problemática del desequilibrio de la cadena agroalimentaria. En 2016 se siguieron produciendo abusos y “situaciones indeseadas” para los agricultores y ganaderos, como situaciones de venta a pérdidas que deben ser abordadas e impedidas por esta legislación.

UPA ha exigido al Gobierno que aborde sin dilación este problema y sea consciente de la importancia de obtener precios justos para todos los sectores agrícolas y ganaderos.

Por otro lado, el último año ha sido bastante favorable desde la perspectiva de la sanidad animal -aspecto fundamental para fomentar nuestras exportaciones- que en el ámbito ganadero crecen año tras año manteniendo un buen nivel. Las exportaciones desempeñan una doble función: por un lado, aportan presencia de nuestros productos en los mercados exteriores y además permiten mantener un nivel más adecuado de precios en el mercado interno al aligerar la oferta en el mismo.

Hay que destacar no obstante los reservorios de determinadas enfermedades –principalmente la tuberculosis- detectados en fauna silvestre de áreas concretas de nuestro territorio, aspecto que UPA está tratando de resolver con las Administraciones. Los recientes focos de lengua azul y de influenza aviar en distintos países del norte de Europa obligan a extremar la bioseguridad en las explotaciones y a considerar el riesgo de realizar importaciones de animales vivos.

eurocarne