La Manzana contiene cantidades discretas de las vitaminas antioxidantes E y C y es una buena fuente de potasio y fibra. Asimismo, tiene acción reguladora intestinal con efecto laxante (si se come con piel y cruda) o con efecto astringente (si se come sin piel o cocida). Deriva de su importante contenido en fibra (en la piel) que acelera el tránsito intestinal, y de fibra soluble en la pulpa, que retrasan el tránsito intestinal.

Esta cantidad de fibra soluble (la misma que una rebanada de pan integral), la hace también especialmente recomendable para las personas diabéticas ya que  retrasa la entrada de glucosa o con el colesterol elevado porque disminuye su absorción, así que cuando se te antoje una manzana, recuerda sus beneficios, pero sobre todo asegúrate que sea Manzana Mexicana, toda vez que una manzana al día, mantiene al médico en la lejanía.

José de Jesús Nava Macías

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.