Inicio Finanzas Una estrategia de venta y almacenaje de maíz, piden dirigentes al gobierno...

Una estrategia de venta y almacenaje de maíz, piden dirigentes al gobierno de Guerrero

En Guerrero hay una producción de un millón y medio de toneladas de maíz y el 50 por ciento de ésta fue vendida a acaparadores a precios bajos, debido a la desesperación de los productores para pagar sus deudas y no ser afectados por el gorgojo, señalaron dirigentes, que pidieron al gobierno del estado una estrategia para la venta del grano e infraestructura para su almacenamiento.

El dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) en Guerrero, Marco Antonio Reyes Campos, llamó al gobierno del estado a buscar una estrategia de venta y a un precio que permita a los campesinos recuperar lo invertido, así como infraestructura para almacenar el maíz y que los acaparadores no lo revendan al estado.

Consultado por teléfono, Reyes Campos indicó que su organización, que aglutina a unos 5 mil campesinos, cosechó para la venta 100 mil toneladas de maíz, pero los acaparadores se aprovechan y adquieren la tonelada a un precio de entre 3 mil y 3 mil 500 pesos, lo que deja sin ganancias a los sembradores.

Dijo que para que los campesinos tengan ganancias, la tonelada deben venderse en unos 4 mil pesos.
Lamentó que el estado no tiene capacidad de almacenamiento para el millón y medio de toneladas de maíz que se cosechan en el año, “lo que hay sólo es para 130 mil toneladas”.

Reyes Campos señaló que del total del maíz cosechado, la mitad fue vendido a los acaparadores que después “nos los regresan más caro”.

Agregó que ha insistido en una campaña fuerte para el acopio y comercialización por parte del gobierno del estado, el cual, indicó, tiene la capacidad para comprar el maíz, para abastecer a zonas marginadas de

La Montaña como se ha hecho en otros años, “les hemos dicho pero no hay fecha, el maíz está cayendo en manos de acaparadores”.

En San Luis hay 8 mil toneladas

Por su parte, el presidente de la Asociación de Productores de Semilla de Cuanacaxtitlán, que aglutina a 900 campesinos, Margarito Porfirio, precisó que son 8 mil las toneladas disponibles para la venta y no 800, como se informó el lunes en estas páginas.

Indicó que en San Luis Acatlán los campesinos mantienen el maíz guardado en sus casas porque los compradores lo quieren comprar a precios muy bajos, pero que hay temor de que el grano sea afectado por el gorgojo.

Dijo que la tonelada de maíz se paga en 3 mil o 3 mil 350 pesos, lo que obliga a los campesinos a guardarlo para los próximos meses, cuando el producto esté en el mercado a un precio de 4 mil a 4 mil 500 pesos la tonelada.

Detalló que por cada hectárea de maíz mejorado sembrado se invierten de 12 mil a 14 mil pesos, y se cosechan entre 6 y 7 toneladas.

Afirmó que la última cosecha fue la mejor en comparación con el año pasado cuando sólo hubo entre 4 y 5 mil toneladas de maíz, por la sequía.

Margarito Porfirio abundó que también por la desesperación de vender el grano los campesinos venden el costal en 160 pesos, cuando deberían cobrar por él 200 pesos.

Precisó que para el consumo local, los campesinos cosechan en la Costa Chica entre 400 y 500 toneladas de maíz criollo.

 El sur