Un juez mexicano falló en contra de una solicitud del organismo agroindustrial líder de México, el Consejo Nacional Agropecuario (CNA), para congelar la implementación de un plan gubernamental para prohibir el maíz genéticamente modificado y el herbicida ampliamente utilizado glifosato para 2024, dijo el lunes el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El fallo del juez Martín Adolfo Santos Pérez permite que se aplique la orden ejecutiva del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de finales del año pasado que establece la prohibición.

En un comunicado el CNA señaló que lo que más le preocupa es la “incertidumbre que se genera a partir de interpretaciones radicales y alejadas de la ciencia”. Aseguró que el glifosato no puede ser reemplazado por otros productos.

“Prohibir el uso de maíz genéticamente modificado implica el desabasto de alimentos humanos y pecuarios”, agregó el CNA. “En lugar de tener un importante insumo para una productiva industria, nos veríamos obligados a importar proteína animal de valor agregado, misma que hoy México también exporta”.

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) tiene la misión de identificar un sustituto del glifosato, utilizado por miles de agricultores mexicanos para limpiar los campos antes de la siembra.

Hasta la fecha, se han promovido 17 medidas legales en contra de la prohibición, según el CONACYT, en su mayoría de empresas que han argumentado un daño inminente si se permite la aplicación de la medida gubernamental.

A principios de 2021, México publicó un decreto en el que ordena a las autoridades revocar y abstenerse de otorgar permisos de liberación al ambiente de semillas de maíz genéticamente modificado, y establece una eliminación gradual de las importaciones de maíz transgénico para 2024.

En marzo pasado, el secretario de Agricultura de Estados Unidos, Tom Vilsack, dijo que un plan mexicano para prohibir las importaciones de maíz genéticamente modificado se aplicaría al grano que se usa para productos alimenticios humanos, no para alimento para el ganado, según las recientes conversaciones que mantuvo con su par mexicano, Víctor Villalobos Arámbula.

Vilsack dijo que limitar la prohibición a los productos alimenticios marca una gran diferencia para los agricultores estadounidenses, que durante mucho tiempo han confiado en México como uno de los principales mercados de exportación.

fuente: Expansión

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.