Chihuahua, Chih. Uno de los ejidos en los que la Unión Campesina Democrática ha trabajado para ayudarle en arreglar una conflicto por tierras es Bilaguchi del municipio de Guerrero y está constituido por cerca de 70 ejidatarios indígenas y siempre han luchado por llevar a cabo una dinámica de respeto y defensa de su tierra, por eso en la Campaña Somos Sociedad Civil que impulsara la Comisión de Derechos Humanos se puso como ejemplo al obtener la solución de un terreno de 100 hectáreas que estaba invadido por un particular y como es uso común no pudo hacer prescripción, es decir, hacer posesión para que pudiera arreglar el particular, por lo que s e ganó el caso, así nos lo comparte Jesús Emiliano García Líder de la organización en el estado.

“Se recuperaron esas 100 has. pero este ejido es forestal y ha sido sujeto de algunos abusos por parte de gente que pretende tener un terreno en dicho ejido, el cual ha hecho convenios incluso con una asociación católica y les tienen destinadas unas áreas de  recreación, en las que ellos crearon infraestructura y está asociación religiosa hace sus eventos de reuniones nacionales ahí, es un contrato que hicieron con el ejido bien hecho y este grupo religioso les da un apoyo, es algo que hicieron bien, pero hay otros que han querido abusar haciéndose de derechos como ejidatarios, han hecho trampa al sobornar a las autoridades ejidales… se dieron derechos no haciendo las reuniones adecuadas, este tema acaba de acontecer estando la pandemia ya que ante el Registro Agrario Nacional se tiene que presentar la documentación correspondiente para demostrar que hicieron las cosas de acuerdo a lo que dice el reglamento agrario, es decir, que cuando un ejidatario va a ceder su derecho a un tercero la ley dice que primero se les debe dar prioridad a los mismos integrantes de ese ejido para adquirir,  un hijo de ejidatario debe tener prioridad, así como un avecindado, alguien que viva ahí que haya llegado al ejido y que se le de esa calidad de avecindado, y también tiene derecho a adquirir, y ya si no se tiene ese interés, pues se le toma en cuenta a uno de afuera, pero todos los casos los tiene que signar la Asamblea del ejido… en el caso de pandemia se justifica que no se llevaron a cabo las reuniones presenciales, pero nosotros vimos en las actas que se presentaron que nuca se describe en el encabezado que por razones de la pandemia no se hizo la reunión y que se acudió con los ejidatarios para que dieran su visto bueno de esa acta, sino que solo se presentó la convocatoria que debe ser de ley también, las fechas presentando el acta firmada y más aún que hemos descubierto que la persona que se ostentaba como Comisaria Ejidal ya estaba vencido su periodo de gestión, son elementos que se tenían que  resolver antes de ceder un derecho”, explica a detalle.

La situación está de tal manera que ahora hay 2 nuevos derechosos como ejidatarios que no son indígenas que es lo que pelea el ejido ahorita que ya hay otra administración ejidal, no los quieren como integrantes del mismo, pero ya tiene un documento que se les expide por parte del Registro Agrario Nacional porque se cubrieron los requisitos que se presentaron, ya tienen un título expedido, entonces, ahora el ejido demandará la nulidad de ese contrato de cesión de esos 2 derechos, tenemos la confianza de que el ejido va a ganar, solamente se va a detener para que se hagan las cosas bien, en concreto el ejido lo que quiere es condicionar a esa gente que pretende estar ahí a acatar el reglamento interno del ejido, que siempre va a defender sus dinámicas indígenas, al parecer son 2 ingenieros los que compraron estos derechos, hata el momento se hizo la denuncia, la UCD puso la denuncia en la Procuraduría Agraria a principios de año que fue cuando les informaron, ya hubo cambios de autoridades en febrero y el nuevo Comisario Ejidal se ha comprometido para luchar porque se corrijan dichos errores y que las cosas se hagan bien.

José de Jesús Nava Macías

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.