Inicio Finanzas Sin fideicomiso, Conabio ya no tiene recursos para sobrevivir: ex rector de...

Sin fideicomiso, Conabio ya no tiene recursos para sobrevivir: ex rector de la UNAM

La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) ya no cuenta con recursos para sobrevivir durante los próximos meses, tras el proceso de extinción del fideicomiso del Fondo para Biodiversidad. Además desde noviembre se acordó transformarla de comisión intersecretarial a organismo público descentralizado sectorizado a la Semarnat, pero a casi un año del acuerdo, los recursos de la Secretaría de Hacienda no han fluido, senaló José Sarukhán, titular de la Conabio.

“El proceso para la transformación de Conabio en un organismo descentralizado ha sido lentísimo, no tenemos recursos para sobrevivir tanto tiempo como requiere esto y no se ve muy claro de dónde van a venir todavía.

Estamos viviendo mes a mes prácticamente, porque surge un poquito de acá, un poquito de allá, pero quisiéramos tener certeza de que durante el tiempo que se llevará ese proceso vamos a tener los recursos para mantener a la gente que trabaja en Conabio, diseñar el organismo descentralizado y ya con eso saber cuántos vamos a hacer y qué presupuesto se va a requerir”, dijo el Dr. Sarukhán.

En entrevista con MILENIO, el también ex rector de la UNAM manifestó su total rechazo a la reciente extinción de 109 fideicomisos en el país, principalmente en los ámbitos de la ciencia y tecnología, hecho que calificó como “un gran error en esta administración”, ya que no debieron “matar” todo el sistema, sino arreglar lo que estaba mal y estimular su mejor desempeño.

“Hay algunos fideicomisos que probablemente no funcionaban, esos habría que arreglarlos, pero se quitaron todos los demás que sí funcionan. Yo dirijo un organismo que vive con uno de estos que es privado y que ha sido la forma en la que Conabio ha podido hacer cosas casi durante 30 años, más allá del apoyo que ha recibido del gobierno federal.

“México no ha entendido dos cosas: que la ciencia y el conocimiento que viene de la investigación son absolutamente indispensables como fundamento para el desarrollo de políticas públicas. Y, que esta actividad, la investigación se lleva fundamentalmente en las universidades públicas, cosa que tampoco se ha entendido ni se ha apoyado como se debería haber apoyado”, expresó Sarukhán Kermez.

Desde octubre de 2009, el investigador Jorge Soberón denunció que la Secretaría de Medio Ambiente, entonces a cargo de Víctor Toledo, pretendía desmantelar a la Conabio al extinguir el fideicomiso que le ha permitido operar desde hace casi 30 años. 

Tras una serie de reuniones, en noviembre de ese año, Semarnat y Conabio acordaron llevar a cabo el proceso de transformación de comisión intersecretarial a organismo público descentralizado sectorizado a la Semarnat, por lo que ésta coordinaría la transformación administrativa ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

“Vamos muy lentos, honestamente no creo que esto sea justo para un organismo que ha estado trabajando prácticamente tres décadas, produciendo investigación útil para el país, no para producir publicaciones y beneficios de las personas que trabajamos en Conabio (…) Ya tuvimos una reunión con la secretaría (María Luisa Albores) ella fue muy atenta, nos ofreció que iba a hacer todo lo posible pero como dice el dicho este muy viejo, las cosas en palacio van despacio, y van demasiado despacio”.

Asimismo, José Sarukhán lamentó que México no sea un país que se haya distinguido desde hace 8 décadas por el apoyo a la investigación, como el proceso fundamental en ciencia y tecnología, así como en ciencias sociales, economía, artes y filosofía. “Los apoyos, las cosas que se han hecho y que sería injusto no reconocer, son verdaderamente limitadas en función de lo que este país requiere, como es que quisiera haberse movido hacia mejores condiciones sociales y mejor bienestar social. Un claro ejemplo es por qué la actividad que ha sostenido la economía, la vida y el desarrollo de este país, que es el petróleo, no cuenta con un instituto de investigaciones en petróleo de primer nivel”, comentó.

fuente: Milenio