Chihuahua, Chih. Francisco Ramírez y Ramírez, Director General de Sanidad Vegetal a nivel nacional expresó dentro de la Reunión Binacional del Algodonero, realizada ayer 23 de junio en la Cd. de Chihuahua expresó que el tema del algodón para los agronomos y fitosanitaristas es de gran relevancia, ya que este cultivo es originario de México y ha conquistado diversos climas y regiones del mundo y en México se sigue haciendo el mejor esfuerzo para cultivar esta fibra.

«En los años 60s México llegó a tener hasta un millón de hectáreas de algodón establecidas, sin embargo, hubo una disminución de la superficie sembrada del orden de las 40 mil hectáreas, es decir, de un millón que se sembraba se llegó a 40 mil en los 90s y ahora en los años más recientes, hemos tenido un pico cercano a las 242 mil hectáreas en el año 2018, actualmente, andamos alrededor de las 168 mil has. y esperamos llegar a 190 mil has.», informó.

Además dijo que los problemas fitosanitarios que han aquejado a lo largo de los años por poco más de 100 años es el tema del Picudo del Algodonero y Gusano Rosado, en el caso del primero también es originario de México, ha ido evolucionando con el mismo algodonero, pero tuvimos otra plaguita de gusano Rosado que en 1911 llega a la región Lagunera a través de semilla para siembra, en 1927 México obtiene su regulación que tiene qué ver con el control y erradicación del Gusano Rosado, estas plagas pueden demeritar la producción hasta un 40% en cuanto a producción, sin embargo, el manchado de la fibra, la calidad de la misma, se ve afectada.

» Destaco la colaboración del Departamento de Agricultura de los Estado Unidos, a través del APHIS, donde ya por 20 años tenemos una vinculación y colaboración que nos han dado resultados importantes, en el caso del gusano rosado del algodonero, a lo largo de los estado de Baja California, Tamaulipas, Durango y Coahuila, en donde actualmente se siembra el algodón, no se tiene ninguna detección de Gusano Rosado, esto desde luego ha sido importante con la aplicación de diversas medidas de control de plagas, yo tengo del orden de 44 años dedicado a la Sanidad Vegetal , 7 años en Chapingo, 4 años de la especialidad de parasitologia agrícola y 40 años de egresado y el tema del manejo fitosanitario del algodón, siempre ha sido de la gran relevancia para los agronomos especialistas en control de plagas», dio a conocer.

Dijo, hay registros de aplicaciones muy altas, hasta de 20, sin embargo, en la comunicación de pasillo llegamos a saber que incluso se llegaron a aplicar 30 veces durante el desarrollo del cultivo, prácticamente 2 o 3 aplicaciones por semana, por esto el apoyo de los fitosanitaristas ha dado lugar a que se puedan hacer un manejo integrado de la plaga reduciendo considerablemente las aplicaciones hasta 14, a 8 y hasta 4 aplicaciones, destacó la importancia de las nuevas tecnologías, llámese organismos genéricamente modificados, tema de suma importancia el uso de estas para este cultivo.

«La Ley de Organismos Genéricamente Modificados establece el rol y participación de las diversas instancias del Gobierno Federal, a la Secretaría de Agricultura en esa Ley y congruente con la Ley Federal de Sanidad Vegetal le corresponde levantar la mano, dictaminar cual o tal tecnología es útil para el control de plagas, nuestro ámbito de competencia, de acuerdo a la Ley de Sanidad Vegetal tiene qué ver con la efectividad biológica de los insumos que usemos, así un plaguicida opinamos favorablemente cuando este tiene control sobre la plaga, el efecto al ambiente, en la salud, le corresponde a las dependencias que conforman la legislación que esta determinado, así para el caso de los organismos genéricamente modificados siendo desde luego México un país de origen del Algodonero, sin duda, es motivo de atención y en su caso de aplicación de la normativa», compartió.

Agregó que actualmente la superficie que se esta sembrando en el orden de las 190 mil hectáreas para este año se establecen con algodón de una tecnología abajo de la disponible en el mundo, sin duda, tener aquí esa tecnología nos seguiría ayudando para un mejor manejo de la plaga.

«Pero cuando hablo de manera anecdotaria que se pudieron aplicar hasta 30 aplicaciones en un ciclo del cultivo y pudieron haber bajado a 20, 18, 12 a 4 aplicaciones, y hoy estemos en ceros al menos para esas plagas aqui en Chihuahua, siendo libres de Gusano Rosado y Picudo del Algodonero, estamos hablando en términos económicos de una cantidad importante en la no aplicación de químicos, pero no solamente el tema económico, sino en el aspecto ambiental, entonces, si ponemos en la balanza el uso de la tecnología moderna vs la aplicación de plaguicidas, sin duda estaríamos seguros y nuevamente levantaríamos las 2 manos de la importancia de contar con esta tecnología, ahora bien la misma Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados establece el cómo hacerlo con bioseguridad y por eso en Chihuahua se tienen determinados los polígonos en donde sí y solo sí se puede sembrar algodón e incluso en una gran área de polígono para siembra de algodón, hay unas «lagunas» en donde no se permite la siembra de este cultivo, entonces si somos respetuosos de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados y su normativa, estoy cierto que podemos seguir siendo exitosos en la siembra de lagodón», expresó.

José de Jesús Nava Macías

Artículo anteriorVIDEO: Avalan en Comisión reformas a la Ley de Desarrollo Rural Sustentable
Artículo siguienteLista la UGRCH para la subasta de este viernes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.