La actual Administración estatal logró la construcción, rehabilitación y la conclusión de 33 plantas de saneamiento de aguas residuales de distinto tamaños, que ahora contribuye a disminuir la contaminación en ríos y arroyos de todo el estado, informó el presidente del Consejo de Administración de la Junta Central de Agua y Saneamiento, Ismael Rodríguez Gallegos.

Recordó que al inicio de la Administración se encontró que había tres plantas tratadoras de agua, una en Guachochi, otra en Madera y una más en Parral que estaban inauguradas y entregadas a la sociedad pero no funcionaban, incluso ni siquiera estaban terminadas, por lo cual se procedió a concluirlas y ponerlas en funcionamiento.

“En este Gobierno se reunieron una serie de condiciones, sobre todo la voluntad del gobernador Javier Corral, de hacer cambios en este servicio tan importante como es el agua para los chihuahuenses, y ese cambio marca un punto de inflexión”, consideró el presidente del Consejo.

Agregó que los problemas de la sociedad y más el del agua no se resuelven en el corto plazo, se resuelven construyendo todos los días, tomando decisiones, haciendo planeación, aplicando tecnologías para lograr grandes beneficios para la sociedad.

El director ejecutivo de la JCAS, Oscar Ibáñez Hernández, destacó que con inversión de cerca de 220 millones de pesos se construyeron dos plantas tratadoras de agua en Delicias, que era la única ciudad de más de 100 mil habitantes en el país que no tenía esta infraestructura.

El funcionario dijo que actualmente cuenta ya con estas dos plantas, gracias al buen desempeño del personal de la Junta Municipal de Agua de Delicias que invirtió más de 60 mdp en la primera planta de tratamiento, posteriormente el gobernador Javier Corral giró instrucciones para otra inversión superior a los 150 mdp en la planta de tratamiento Norte de Delicias.

“Esta suma de esfuerzos es lo que nos ha permitido pasar a estos semáforos verdes en materia de infraestructura en tratamiento de agua. Esta obra también tiene un reconocimiento porque estamos usando tecnología de punta, muy actualizada”, expresó.

Relató que en el proyecto original data desde 2008 cuando se puso la primera piedra y en aquel entonces costaba más de 400 mdp y el proyecto que efectuó la actual Administración costó alrededor de 220 mdp y fueron dos plantas, con un sistema mucho más adaptado a las condiciones de la región.

“Ese es tipo de cosas que se lograron con ingeniería, con voluntad política y sobre todo con la participación y el esfuerzo de las juntas municipales de todo el estado”, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.