Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, ha insinuado que los controles fronterizos físicos de Brexit sobre las importaciones de alimentos de la UE que se introducirán en julio se podrían retrasar por cuarta vez en medio de temores de que se reduzcan los suministros europeos de alimentos. Coincide con lo informado por fuentes de la industria dijeron que se esperaba un anuncio sobre un nuevo modelo operativo fronterizo la próxima semana que podría retrasar los controles hasta nueve meses.

Los controles sanitarios y fitosanitarios han estado operativos en todos los países fronterizos de Reino Unido con la UE, incluidos Francia, Bélgica e Irlanda, desde que se implementó el acuerdo de retirada del Brexit el 1 de enero de 2021. Esto provocó que muchos exportadores de carne, pescados y otros alimentos del Reino Unido vivieran problemas ante la falta de personal en las aduanas y veterinarios que verificaban si se cumplían los estándares de la UE.

Pero en el Reino Unido, los controles posteriores al Brexit sobre alimentos frescos no se implementaron para las importaciones, y se retrasaron en 2020 y en dos ocasiones en 2021.

Según el plan fronterizo actual, los controles físicos de la carne debían comenzar el 1 de julio, los productos lácteos el 1 de septiembre y todos los alimentos restantes, incluidos el pescado y los alimentos compuestos, sujetos a controles a partir del 1 de noviembre.

El gobierno británico confirmó que este cronograma estaba “bajo revisión cuidadosa” en medio de preocupaciones sobre el impacto en los suministros domésticos.

Desde la industria cárnica británica, el director general de la BMPA, NIck Allen, asegura que “es mejor que estos controles se introduzcan cuando los preparativos estén totalmente terminados”. Una cosa que piden desde la organización empresarial es que si se retrasan hasta enero de 2023, el Gobierno haga que la nueva fecha de inicio sea un par de semanas más tarde en lugar del 1 de enero, cuando habrá una escasez estacional de personal de fronteras, veterinarios y ayuda en general para hacer frente a los inevitables problemas iniciales de un nuevo sistema.

También existe el temor de que la burocracia y los nuevos costes hagan que algunos pequeños productores abandonen el mercado del Reino Unido.

Eurocarne

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.