Derivado del esfuerzo coordinado entre los gobiernos de México, Estados Unidos y Guatemala, durante 2021 disminuyó casi 80 por ciento la presencia de la mosca del Mediterráneo en el país centroamericano y la frontera con Chiapas.

Hasta el 31 de octubre pasado, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) reportó 93 por ciento menos capturas de moscas de Mediterráneo silvestres, en comparación con el año anterior, en la zona libre de Chiapas y Tabasco, mientras que el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación de Guatemala (MAGA) capturó 76 por ciento menos insectos que en 2020.

Representantes de las agencias sanitarias de los tres países señalaron que las acciones que se implementaron en 2021 fueron exitosas y han contribuido a lograr el objetivo del Programa Trinacional contra la mosca del Mediterráneo y otras moscas de la fruta de importancia económica, el cual está centrado en proteger las áreas libres y avanzar hacia la erradicación de la plaga.

Precisaron que los resultados positivos brindan certeza a las acciones de prevención orientadas a impedir el establecimiento de la plaga en México, su dispersión hacia el norte del continente y su erradicación de Guatemala.

Durante la VII Reunión Multilateral de los Comisionados de Guatemala, México y Estados Unidos, la cual se desarrolló de manera virtual, los funcionarios aprobaron el Plan de Trabajo Anual 2022, el cual plantea aplicar acciones fitosanitarias en 138 mil 163 kilómetros cuadrados, de los cuales 78 mil 881 corresponden a Chiapas y sur de Tabasco y 59 mil 282 a Guatemala.

Representantes de los ministerios de Agricultura de los tres países avalaron enfocar sus acciones en 2022 en objetivos específicos, entre ellos, evitar la dispersión de la plaga hacia las áreas libres de Petén y México.

Acordaron fortalecer la cría masiva de machos estériles, a fin de liberarlos en las zonas de trabajo focalizadas en Guatemala y la frontera sur de México, para lo cual las plantas de El Pino, Guatemala, y Metapa de Domínguez, Chiapas, cada semana se producirán mil 350 millones de pupas de moscas estériles.

Las moscas estériles se liberarán prioritariamente en áreas con plantaciones de café en Chiapas y Guatemala, no obstante, de considerarse necesario, se podrá liberar en áreas con otros hospedantes que lo requieran.

El Programa Trinacional Moscamed opera desde hace más de 30 años con la participación de México, Estados Unidos y Guatemala, con el objetivo de fortalecer la barrera de contención de la plagas y evitar su dispersión y establecimiento en las áreas libres de los otros dos países.

Las medidas de contención han sido fructíferas, ya que tanto México como Estados Unidos son países libres de esta plaga y cuando presentan brotes provenientes de agentes externos, el programa ha permitido actuar rápidamente y emprender medidas de erradicación muy efectivas.

En la actualidad, el Senasica opera el Dispositivo Nacional de Emergencia en Colima contra la mosca del Mediterráneo, el cual se encuentra en fase de erradicación, gracias al empleo eficiente de estaciones cebo, aspersiones terrestres, trampas aniquiladoras de machos, destrucción de fruta y liberación de moscas estériles y parasitoides.

Durante la reunión de trabajo, el director en jefe del Senasica, Francisco Javier Trujillo Arriaga, subrayó que el éxito del Programa Moscamed en la región se basa principalmente en tres estrategias: el establecimiento eficiente de una barrera de contención, la coordinación de un plan gradual de avance y la supresión de reservorios de la plaga.

El funcionario de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural agradeció el apoyo del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA en inglés) y del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación de Guatemala, con los cuales el Senasica ha hecho sinergia para contener una de las plagas más devastadoras de las frutas y hortalizas en el mundo.

En el encuentro también participó el director ejecutivo del Ministerio de Agricultura, Seguridad Alimentaria y Empresarial de Belice, Servulo Baeza, quien reconoció el trabajo coordinado de los tres países para combatir la plaga y agradeció el apoyo técnico que han recibido los especialistas de sanidad vegetal beliceños para integrarse al esfuerzo regional.

Indicó que su país, como zona libre de la mosca del Mediterráneo, seguirá apoyando las acciones del Programa Moscamed y mantendrá las acciones preventivas para evitar la dispersión de la plaga y con ello proteger la producción de vegetales frescos y su exportación a grandes mercados.

Por parte de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural participaron también el director general de Sanidad Vegetal, Francisco Ramírez y Ramírez; la directora del Programa Nacional de Moscas de la Fruta, Maritza Juárez Durán; el director de Protección Fitosanitaria, José Manuel Gutiérrez Ruelas; y el representante del Senasica ante el Consejo de Directores del Programa Moscamed en Guatemala, José Luis Quintero Fong.

La delegación estadounidense fue encabezada por el administrador asociado de USDA, Michael Watson, la administradora adjunta de Servicios Internacionales, Cheryle Blakely, y la viceadministradora adjunta, Rebecca Bech.

Mientras que por Guatemala asistieron el viceministro de Sanidad Agropecuaria y Regulaciones, Víctor Hugo Guzmán, el director de Sanidad Vegetal, Jorge Gómez y el director del Programa Moscamed, Jorge Guillermo López.

Artículo anteriorReporte de la subasta 3286 realizada el viernes 31de diciembre de 2021por la UGRCH
Artículo siguienteAnalizan la evolución del consumo de carne en las dos últimas décadas en 35 países

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.