Inicio Finanzas Refrenda Agricultura su compromiso con las prácticas sustentables en el campo nacional

Refrenda Agricultura su compromiso con las prácticas sustentables en el campo nacional

México cuenta con un bagaje amplio en la investigación y difusión de prácticas agrícolas ambientalmente sustentables, como el programa MasAgro de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), que desarrolla capacidades en los productores mexicanos a través de la socialización del conocimiento científico y el aprovechamiento de los saberes campesinos para que incrementen sus rendimientos y conserven los recursos naturales.

Por ello, la Secretaría de Agricultura, en el Día Mundial del Medio Ambiente establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en el marco de la pandemia por el COVID-19, refrendó su llamado urgente a transitar hacia una agricultura sustentable.

MasAgro, refirió, fomenta una agricultura sustentable y contribuye, al mismo tiempo, al logro de metas específicas establecidas por la ONU en sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En materia ambiental, destacan las siguientes contribuciones:

El programa MasAgro promueve la diversificación de cultivos, el rescate e intercambio de semillas nativas (directamente entre productores), el mejoramiento participativo de maíz nativo y el estudio científico de esa biodiversidad (alimentando el Atlas Molecular del Maíz, una contribución de México y MasAgro al mundo).

Fomenta un mejor uso de la agrobiodiversidad, la cual contribuye a dietas más nutritivas y a mejorar la calidad de vida de las comunidades rurales e indígenas. Con ello atiende la Meta 2.5 (mantener la diversidad genética de las semillas y las plantas cultivadas) del Objetivo 2: Hambre Cero.

A través de MasAgro se han identificado variedades de maíz, trigo y otras especies vegetales tolerantes a la sequía y el calor.

Se estudian dosis óptimas de riego y se fomenta el aprovechamiento de los residuos agrícolas como cobertura del suelo para retener humedad –estudios de científicos que colaboran con MasAgro confirman que los tratamientos con rastrojo brindan los mejores resultados en los años más secos. Con estas acciones se considera la Meta 6.4 (aumentar el uso eficiente de los recursos hídricos en todos los sectores) del Objetivo 6: Agua Limpia y Saneamiento.

El programa de la Secretaría y el CIMMYT promueve la mínima labranza para reducir el número de pasos de maquinaria (y favorecer la estructura del suelo), lo que representa ahorros en combustible (muchas veces más del 50 por ciento) y menos emisiones directas.

Además, ha creado y adaptado maquinaria adecuada para los diversos contextos de los productores; promueve tecnologías herméticas que reducen hasta 40 por ciento las pérdidas poscosecha, y fomenta prácticas agroecológicas (como las trampas con feromonas) para minimizar el uso de agroquímicos.

Se trata de acciones por el clima previstas en la Meta 12.3 (reducir las pérdidas poscosecha) y Meta 12.4 (gestión racional de los productos químicos) del Objetivo 12: Producción y Consumo Responsables, así como la Meta 13.1 (fortalecer la adaptación a los riesgos relacionados con el clima) del Objetivo 13: Acción por el Clima.

Ya que solo una pequeña parte de la superficie de México es cultivable (entre el 11 por ciento y el 16 por ciento) hacer más rentable cada parcela del país es fundamental. Por ello, MasAgro promueve diversas prácticas para incrementar la rentabilidad y la biodiversidad del suelo, como la incorporación de frutales, oleaginosas y leguminosas para generar barreras vivas, cobertura del suelo, incremento de la materia orgánica, diversificación de los alimentos (e ingresos), fijación de nitrógeno y captura de carbono.

Con estas prácticas se atiende oportunamente el tema de restauración de los suelos, considerados en la Meta 15.3 (combatir la desertificación y rehabilitar las tierras y los suelos degradados) del Objetivo 15: Vida de Ecosistemas Terrestres.

En diciembre de 2019, México y otros países que participaron en la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático (COP25) eligieron a la biodiversidad como tema central de los festejos por el Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio de cada año desde 1972).