La Misión de Innovación Agrícola para el Clima (AIMAC4, por sus siglas en inglés) busca establecer sistemas agrícolas y alimentarios “climáticamente inteligentes”, así como estructuras para el intercambio entre ministros, científicos y “otras partes interesadas” relacionadas con el clima, indican los documentos divulgados en su página de Internet.

En el contexto de la cumbre climática, se presentó la iniciativa promovida por Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos, en la que participan 34 países, empresas de biotecnología como Bayer/Monsanto y Syngenta, el Centro Consultivo Internacional de Investigación Agrícola (CGIAR), que recibe financiamiento de Bill Gates, así como la Fundación de este empresario.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), la iniciativa “tiene una vida útil de cinco años, con presupuestos internacionales para construir, desarrollar e impulsar tecnología e innovación que puedan ser transferidas a los productores interesados”.

La dependencia explicó la adhesión de México a una iniciativa de la que son parte empresas como Bayer-Monsanto y Syngenta, al señalar que existe “el objetivo común de alcanzar la seguridad alimentaria y producir de manera sostenible alimentos” ante los efectos adversos del cambio climático. Indicó que el fin de la misión es que “científicos del sector agroalimentario del país tengan la oportunidad de participar en investigaciones conjuntas con centros de investigación de los países miembros de la iniciativa”.

Agregó que el país “seleccionará aquellas tecnologías e innovaciones que sean adecuadas a su marco legal, su política interna y los sistemas agroalimentarios que se complementen con el conocimiento ancestral y las tradiciones culturales del país”. Además, precisó que el gobierno actual no considera en su marco legal la siembra de alimentos transgénicos.

En sus términos de referencia, la iniciativa plantea la investigación aplicada pública y privada, incluso mediante el apoyo a centros de investigación, instituciones y redes de laboratorios internacionales y otros participantes del mercado.

En relación con la agricultura digital, la FAO considera que en el agro han ocurrido varias revoluciones –como la verde, que introdujo el uso de químicos– y los pronósticos sugieren que una “revolución agrícola digital” será un cambio para la producción de alimentos. Se trata de la digitalización, ya en curso, que modificará la cadena agroalimentaria, en la cual está considerada el uso de robots, “una tendencia fundamental que influirá en la agricultura del futuro”, indicó en un reporte sobre el tema.

La jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.