Inicio Finanzas Quieren enviar a UE sin arancel

Quieren enviar a UE sin arancel

Los productores de carne de res buscan abrir las exportaciones —sin arancel— a la Unión Europea, esto después de que el sector cárnicos quedó fuera del tratado comercial con esa región.

Si se llegaran a abrir las exportaciones, se estima que para esa zona el primer año se podrían enviar 20 mil toneladas, lo cual representaría un crecimiento del 10 por ciento de las ventas totales mexicanas a nivel internacional, detalló Rogelio Pérez, director general de Mexican Beef.

Desde finales del año pasado arrancaron las negociaciones, por lo que ya hubo un intercambio de información de ambas partes, dijo Pérez.

Una de las peticiones de los productores sería la eliminación del actual arancel que se tiene a las importaciones mexicanas en la región, el cual es de entre el 23 y 27 por ciento, puntualizó.

De igual forma, se esperaría que a la par se pudiera negociar el tema sanitario, con el fin de que se hagan las inspecciones necesarias para comprobar que la producción se basa en los requerimientos del comprador.

Se ha mantenido cerrada la relación comercial, ya que de 1990 a 1995 el sector denunció a esta región al demostrar que cuando los europeos exportaban 200 mil toneladas de carne anuales a México, ellos recibían una subvención de su gobierno, es decir, les ayudaba con una cuota económica, para cubrir gastos, según el volumen enviado, explicó Enrique López, director de la Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado de Bovino (AMEG).

Así que la producción nacional comenzó a ser desplazada y los ganaderos no se vieron interesados en ser parte de las negociaciones del tratado con la Unión Europea.

“Dijimos pues no nos interesa porque ellos subsidian la carne y nosotros, pues no vamos a agarrarnos en una guerra de subsidios, y entonces no manifestamos interés”, afirmó López.
Asimismo, los europeos dejaron de exportar debido a los casos de algunas enfermedades que se presentaron en su ganado como la fiebre aftosa y la encefalopatía.

Para Pérez, la falta de una visión exportadora fue una de las razones por las que en el pasado no se concretaron las negociaciones.

“Hace 10 años no teníamos está visión exportadora como país, era más para consumo, estábamos enfocados en nuestro mercado interno”, dijo.

Refirió que antes se exportaba el canal —animal— completo, por lo que ahora las ventas se hacen a partir de piezas, lo que permite que los cortes que son poco demandados en México se puedan enviar al exterior y comprar mayores volúmenes de lo que pide el consumidor nacional, así se evita el desabasto interno.

fuente: Reforma