Ante el problema hídrico por el que atraviesan varias regiones del país, el senador Rogelio Israel Zamora Guzmán, hizo un llamado a todos los congresos locales, para realizar mesas de trabajo, en las que se impulse la armonización de un marco jurídico que permita mejorar la administración del agua en México. 

En dichas mesas, precisó, coordinadas desde el Senado de la República, se buscaría la implementación de una regularización de las actividades que tienen un impacto ambiental, así como establecer verificaciones por parte de las autoridades locales y dar paso a una legislación para sancionar actividades que afecten las fuentes que son el origen del agua. 

Advirtió que en 16 entidades del país existe un estrés hídrico que pone en riesgo la disponibilidad del agua para todas las personas, incluso para satisfacer las necesidades básicas de la población. 

En entrevista, el secretario de la Comisión de Defensa Nacional indicó que este problema se debe a factores como el crecimiento desordenado de la mancha urbana, pues la población de México, por décadas, se ha centralizado en varias ciudades. 

Zamora Guzmán señaló que hay estados del país que llevan muchos años sin actualizar sus programas generales de desarrollo urbano, los cuales resultan fundamentales porque éstos incluyen a las áreas naturales protegidas, a través de las cuales la lluvia llega a los mantos acuíferos.  

Todo se debe administrar de manera holística, porque si no hay un orden se comienzan a generar problemas de disponibilidad de todos los recursos, lo que también incluye al agua, expresó. 

Manifestó que debe existir una colaboración entre las autoridades con el sector empresarial, como se hace actualmente en Nuevo León, donde se puso en marcha un acuerdo en el que  muchas empresas e industrias tuvieron que hacer ajustes a sus actividades comerciales. 

Es necesario, reiteró, hacer ajustes armónicos a las normas, para que haya una legislación que permita en primer término, la regularización de las empresas que realizan actividades que tienen un impacto ambiental. 

“Es decir, si una empresa dentro de su quehacer tiene una extracción y utilización de recursos hídricos muy grande, hay que regularla, para que entiendan el nuevo paradigma de la administración del agua”. 

Rogelio Zamora dijo que después se deben realizar visitas de verificación para corroborar el cumplimiento de las disposiciones administrativas, “no sólo dejarlo a la buena fe”, sino que las autoridades revisen y se aseguren que cumplen. 

Finalmente, subrayó, “sancionar muy duro” a quién no se haya regularizado de manera voluntaria y a quien se le verificó y comprobó que incumplía con la legislación, “y así mandar el mensaje de que se tiene que cuidar el agua”. 

Aunado a lo anterior, argumentó que se deben sumar campañas de concientización a la ciudadanía, porque también existe la necesidad de que las personas generen mayor sensibilidad sobre la utilización del vital líquido en su día a día. 

Se trata, dijo, de implementar acciones urgentes, que se necesita aplicar a nivel nacional, regional y metropolitano, para atender la situación de manera holística. 

Artículo anteriorMañana miércoles todos invitados a la Misa que se Celebrará en la UGRCH para pedir a Dios por las lluvias
Artículo siguienteLo esperan más de 400 animales en la subasta de la UGRCH este martes 5 de julio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.