La producción de proteína de origen animal enfrenta desafíos sociales, de consumo y ambientales para poder producir más y consumir menos recursos naturales. Y uno de los retos es duplicar la producción de carnes en 2050 para atender la demanda de 9.75 mil millones de habitantes, manifestó el doctor Víctor Ochoa Calderón.

Director general de Granjas Carrol de México, durante su participación en la Semana organizada por el Consejo Latinoamericano de Proteína Animal (COLAPA): retos y oportunidades en la producción de proteína animal en Latinoamérica, comentó además:

En 1950, para producir un kilogramo de huevo, se requerían de 4.5 kilogramos de alimento balanceado. Hoy se logra con 1.95 kilogramos. Y para un kilogramo de carne de pollo, en el mismo período era de 4.5 kilogramos y ahora con solo 1.85 kilogramos.

Subrayó que además, la producción animal genera energía renovable. “En las granjas se utiliza el metano, combustible limpio que se usa en reemplazo del diésel, carbón, gas natural y gas LP.

Y el presidente del Consejo Nacional de Fabricantes de Alimentos Balanceados y de la Nutrición Animal (CONAFAB) y coordinador de COLAPA, Jorge Martínez Carrillo, consideró que el principal reto que tiene esta industria es alcanzar una producción sostenible de proteína animal para cubrir una demanda que seguirá en aumento y en favor de las familias que buscan mejorar sus dietas con un consumo de más y mejores nutrientes.

Manifestó que a pesar de los retos, la industria de la producción de proteína animal es una historia de éxito. “Las técnicas de producción permiten que sean cada vez más accesibles y que su consumo se pueda incrementar gracias a un menor costo relativo”.PUBLICIDAD

Según datos del World Meat Facts Book 2020, México registra un consumo per cápita anual de 72.7 kilogramos de carnes, principalmente de res, cerdo y pollo.

Y nuestro país en conjunto con Estados Unidos, China, Dinamarca, India, Rusia, Brasil, Egipto, Alemania, Pakistán e Indonesia, consumen el 68 por ciento de las carnes que se producen en el mundo y juntos representan el 55 por ciento de la población mundial.

Señaló que producir proteína animal de manera más intensiva y eficiente depende de la aplicación de tecnología para hacer más con menos así como buenas prácticas de gestión que incluyan el cuidado de la salud de los animales.

Para ello, la industria de alimentos balanceados juega un papel importante para impactar de manera directa en la alimentación de la población.

Reiteró el presidente de CONAFAB el compromiso, por parte de la industria para proteger la salud y bienestar de las especies productivas para así lograr un crecimiento sostenible.

Comentó que para este año, la producción nacional de carne en canal de cerdopollo y bovino se ubicará en más de 7.5 millones de toneladas. Para lograr esto se requerirá de 21.6 millones de toneladas de alimentos balanceados para estas tres líneas.

fuente: El Sol de México

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.