CIUDAD DE MÉXICO. La producción nacional de algodón para este año se estima en un millón 100 mil pacas, 10 por ciento más que el año pasado, pero aún por debajo de los niveles promedio de hace un par de años, de acuerdo con cifras del Comité Nacional Sistema Producto Algodón.

Esto representa una baja de entre 30 y 35 por ciento respecto a 2018, año en que se alcanzó el pico de siembra de la fibra con 240 mil hectáreas para un total de un millón 600 mil pacas, es decir, un promedio de siete pacas por hectárea, cifras que ha ido en decremento año con año. En 2020, el volumen totalizó un millón de pacas.

«La expectativa de producción para este año es un millón 100 mil pacas, entre 30 y 35 por ciento menos que en 2018-2019.

«Una situación que nos está sucediendo es que las autoridades nos dicen que la cantidad de semillas autorizadas son suficientes para la demanda que existe en el País, lo que no están tomando en cuenta es que las semillas para siembra tienen una vigencia, un periodo de vida, y algunas de ellas ya cumplieron su periodo», apuntó Raúl Treviño, presidente del Comité.

El sector cuenta acumula tres años sin permiso para la importación de semilla mejorada proveniente de Estados Unidos, misma que está en constante innovación, por lo cual, al verse comprometida la superficie de siembra por la falta del insumo, la producción no ha podido crecer al ritmo que la demanda requiere y al día de hoy representa sólo el 80 por ciento de ésta.

Treviño comentó que el resto de la fibra adquirida por la industria textil para cubrir su necesidad es de procedencia estadounidense, lo que le significa un mayor costo contra la nacional al pagar 50 dólares por paca.

A la escasez de semillas mejoradas se suman otras dificultades como el alza en los precios de fertilizantes y pesticidas, gasto que se hace más pronunciado al tener que utilizar semillas convencionales, pues requieren más aplicaciones de estos químicos, lo cual incrementa los costos de producción para los agricultores.

Finalmente, el líder sectorial urgió de nueva cuenta a las autoridades que se permita la entrada de semilla híbrida mejorada para que el sector cuente con la capacidad de producción necesaria para satisfacer la demanda de la fibra y no recurrir a las importaciones.

fuente: Reforma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.