Chihuahua, Chih.- La Organización de las Naciones Unidas (ONU), comparte el Reporte de Resultados 2020 en el cual presenta de manera concisa a la sociedad mexicana una síntesis de los principales resultados del trabajo conjunto del Sistema de Naciones Unidas en México.

Peter Grohmann, Coordinador Residente de Naciones Unidas en México expone que el 2020 quedó grabado en la historia como uno de los años más complejos y devastadores para el mundo. “La pandemia por la COVID-19 tocó todas las áreas de nuestras vidas. Países, sociedades, comunidades y organizaciones tuvimos que adaptarnos lo más rápido posible a esta nueva y cambiante realidad. Limitar nuestro contacto presencial con familiares, seres queridos y colegas, migrar al trabajo virtual, redoblar precauciones al salir de casa o de los centros de trabajo, y reaprender nuevas formas de convivencia social no ha sido tarea fácil”.

Agrega que para el Sistema de Naciones Unidas en México (SNU), los mayores desafíos se centraron en continuar apoyando a las personas que más lo necesitan, tanto de manera directa como parte del trabajo humanitario, como a través del acompañamiento a los gobiernos federal, estatales y municipales en la toma de decisiones institucionales y la puesta en marcha de acciones estratégicas para hacer frente a la contingencia sanitaria y sus consecuencias socioeconómicas.

“Esto supuso reorganizar nuestro trabajo para responder mejor a las necesidades de los grupos de población que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad ante la pandemia, como las y los trabajadores informales, con énfasis en las personas trabajadoras del hogar, quienes perdieron o vieron reducidos sus medios de subsistencia y no cuentan con esquemas de protección social; las mujeres, niñas, niños y adolescentes (NNA) víctimas de violencia durante el confinamiento; las personas migrantes y refugiadas con acceso limitado a la atención médica, medidas de higiene y distanciamiento social; las comunidades rurales e indígenas con insuficiente acceso a servicios de salud e información de calidad y culturalmente pertinentes; las NNA y personas jóvenes que carecen de computadoras o sin acceso a internet para continuar con educación y formación virtuales desde casa. Para lograr lo anterior, el SNU reprogramó sus recursos y movilizó más de 6 millones de dólares adicionales destinados exclusivamente a la respuesta hacia la COVID-19.

Compartimos el Reporte a través de la siguiente liga: https://www.onu.org.mx/wp-content/uploads/2021/06/Informe-ONU-Mx_2020.pdf

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.