El plan del gobierno federal contra la inflación proyecta que el precio de 24 productos básicos sea 20 por ciento menor a lo que costaría en tiendas comerciales por el resto del año. El presidente Andrés Manuel López Obrador precisó que la intención de su estrategia no es el control de precios, sino lograr “importes justos” en esa canasta básica.

“No es un control de precios, vamos a garantizar precios justos en los básicos, precio de garantía en maíz, frijol, arroz, leche. Es parte del plan.”En la conferencia matutina de ayer en Palacio Nacional, comunicó que el proyecto se presentará el miércoles de la próxima semana y que se negocia con diversos sectores para alcanzar acuerdos.Detalló que se están alcanzando convenios con grandes productores y distribuidores, incluidas las tiendas departamentales, a fin de alcanzar la meta.El lunes, el Presidente anunció que su gobierno trabajaba en un plan para hacer frente al repunte inflacionario que está impactado en México, reflejándose principalmente en el costo de los alimentos, y agregó que se trata de un desajuste global cuyo origen se gestó durante la pandemia, pero se agudizó al estallar la guerra en Ucrania, la cual atribuyó, en parte, a fallas en las negociaciones.Ayer, López Obrador señaló que gran parte de los involucrados en la producción, distribución y venta de alimentos están aceptando apoyar en plan federal.

Les estamos proponiendo que tengamos un precio parejo de una canasta básica, que se pueda comprar al mismo costo en la Ciudad de México, en Tijuana o en Valladolid o en Tapachula. Es una contribución de los productores, distribuidores y de las grandes tiendas departamentales que van a ayudar. Estamos definiendo que sean 24 productos básicos para que la gente más humilde no padezca y que tenga garantizado lo básico a un precio justo.”El mandatario dijo que se sigue negociando con todos los sectores y agradeció a aquellos que han sido sensibles y han participado en las reuniones convocadas por el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O, y otros servidores públicos a fin de delinear el plan antinflación.Entrevistado por separado en Palacio Nacional antes de una reunión de funcionarios federales en la SHCP para continuar discutiendo los detalles de la iniciativa, el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Manuel Villalobos, afirmó que se proyecta que el costo de los 24 productos básicos sea 20 por ciento menor a lo que costaría en tiendas comerciales por el resto del año.Declaró que como parte de esos productos básicos también se incluirán sardina, atún y jabón detergente para uso doméstico.Los sectores involucrados, incluidos los agroindustriales, han tenido una respuesta positiva a la idea del gobierno para frenar la inflación, apuntó.Remarcó que la estrategia no se considera un control de precios, sino “fomentar la productividad nacional, disminuir la dependencia, la importación, y también en forma muy importante atender a los más necesitados, porque definitivamente son los que están sufriendo más el impacto de la inflación”.Participarán las tiendas de autoservicio, informó, pero a la vez también formarán parte de la estrategia las estaciones de productos básicos Diconsa, que son más de 24 mil en todo el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.