Inicio Uncategorized Pese a promesas oficiales de recuperar bosques, no hay estrategias: especialistas

Pese a promesas oficiales de recuperar bosques, no hay estrategias: especialistas

Los incendios registrados en los primeros cuatro meses de 2017 han colocado a este año en el quinto más afectado por estos siniestros desde 1998, según Conafor. En la imagen, a principios de abril, bomberos apagan el fuego en el cerro Tepopote, en Zapopan, JaliscoFoto Arturo Campos Cedillo

Desde hace 16 años, por conducto de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), se han establecido políticas para la recuperación de los bosques y selvas del país, pero han resultado fallidas.

El producto interno bruto (PIB) del sector cayó de 1.2 por ciento a 0.9 por ciento, entre 2012 y 2016, igual que la superficie plantada, y pese a que se prometió deforestación cero en 2020, no hay estrategias.

Especialistas en el sector señalan lo anterior y recuerdan que en el sexenio pasado se mencionaron acciones para romper el récord Guinness de árboles plantados en un día, aunque ahora se prioriza al sector industrial y privado con las plantaciones forestales comerciales.

En este contexto se prevé establecer una nueva ley forestal, afirman.

Beneficiarios de Pronafor

El Programa Nacional Forestal 2014-2018 (Pronafor) sustituyó al de Pro Árbol del sexenio anterior, y es el que rige la política sectorial, así como el destino de los apoyos que otorga la dependencia. El proyecto ya no se centra en la reforestación, como se hacía en otras administraciones, pero sí en favorecer la industria forestal y la producción de madera, explica Iván Zúñiga, especialista.

A partir de 2014 se han impulsado las plantaciones forestales, el pago por servicios ambientales y la certificación de buen manejo de bosques, así como una reducción en los recursos destinados a la reforestación y la restauración de suelos. A pesar de ello y a la falta de estadísticas gubernamentales, hay cifras que indican la caída del PIB sectorial, asegura.

Aunque el consumo nacional de madera creció, al pasar de 17.9 millones de metros cúbicos en 2012 a 23.6 millones en 2016 (aumentó 31.8 por ciento), la producción maderable nacional apenas se elevó 11 puntos porcentuales, al subir de 5.9 millones de metros cúbicos a 6.6 millones.

En cuanto a reforestación, apunta, para el periodo 2007-2012 ésta se realizó en un promedio anual de 372 mil hectáreas, mientras entre 2013 y 2015 en promedio anual se llevó a cabo en 216 mil hectáreas, lo que implica una reducción de 41.9 por ciento de hectáreas al año.

En 2016 y por menor presupuesto de operación de Conafor, se eliminaron las gerencias de silvicultura comunitaria y cambio climático, lo que tuvo impacto en las acciones gubernamentales para el desarrollo de las capacidades de manejo forestal sustentable de ejidos y comunidades, así como en los programas de baja de emisiones por deforestación y degradación forestal (REDD+).

En tanto, Raúl Benet, del Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible, en entrevista se refirió a que la Conafor ideó una meta para 2018 de lograr 92 por ciento más en la producción forestal, pero no se ha alcanzado ni 10 por ciento. Queda un año y no hay avances, y tan sólo en un cuatrienio se le han dado alrededor de 8 mil millones de pesos.

Otra estrategia incumplida es REDD, en la que México se comprometió a aminorar 132 por ciento las emisiones. “Es una meta absurda –señala Benet–, que no está en línea ni hay planes para avanzar hacia ella. La iniciativa de la Ley Forestal en el Senado no incluye el REDD; desarticula los instrumentos”.

Se plantea la deforestación cero para 2020, mientras en las intenciones de México presentadas en el Acuerdo de París se habla de 2030; sin embargo, no hay estrategia, pues se pierden 150 mil hectáreas de bosque al año, y ni con la nueva ley ni con políticas se revierte este fenómeno, y desde que surgió la Conafor está creciendo. Dice el gobierno que se abate, pero no es así.

Otro objetivo fallido es que México podría obtener 10 millones de metros cúbicos de madera legalmente; sin embargo, se logran 5.5 millones. En producción estamos por debajo de la meta y ya estamos terminando el sexenio.

En otros gobiernos han ocurrido situaciones similares. En 2008 organizaciones forestales y ambientalistas advirtieron que entre 2001 y 2006 se plantaron mil 262 millones de árboles, de los cuales sobrevivieron entre 38 y 52 por ciento.

En el sexenio de Felipe Calderón se habló de Pro Árbol como el principal plan ambiental y de la reforestación como su eje central.

Entre el 29 y 30 de agosto de 2008 la Conafor rompió el récord Guinness de mayor número de árboles plantados en un solo día en Durango, con 349 mil plantas. De ellas sobrevivieron sólo entre 20 y 30 por ciento, reportaron las agrupaciones.

fuente: La jornada