Inicio Finanzas Pequeños ganaderos de Sonora ven morir a sus pocos animales por la...

Pequeños ganaderos de Sonora ven morir a sus pocos animales por la sequía

NAVOJOA.- Está en riesgo de acabarse la ganadería en las comunidades de la región del Mayo, algo que sucederá si no les llegan los apoyos para el sustento de sus animales, coincidieron pequeños productores locales.

A 27.5 kilómetros del casco urbano de Navojoa se encuentra la comunidad de Rancherías, donde los pequeños ganaderos ven morir a sus animales por falta de alimentos provocada por la sequía; otros piensan en dejar la actividad, vender sus vacas y recuperar lo que se pueda.

Silvano Ibarra Morales, vaquero de dicha localidad y quien cuenta con 60 cabezas de ganado, manifestó que la ganadería podría desaparecer en las comunidades si no llegan los apoyos del Gobierno federal.

Lo más difícil ahorita es el sostén de los animales por la sequía tremenda”, enfatizó, “necesitamos apoyos y si no llegan la ganadería se va a acabar”.

En la comunidad de Tesia, Alejandro Huicosa Félix, de 80 años de edad, conserva sólo seis de las diez vacas que tenía, ya que tuvo que vender cuatro porque no pudo mantenerlas, lamentó.

“Vivimos de las panelitas que hacemos”, comentó, “pero está saliendo más caro mantenerlas (a las vacas), tenemos que comprar pastura cuando antes las soltábamos en el campo y se alimentaban de ahí”.

De la comunidad de Rancherías a El Savino, donde vive Juan Carlos Ochoa, un pequeño productor, el paisaje luce con ramas secas, polvo y las plantas no tienen su verdor característico, los estragos de la sequía son evidentes, no hay pasto del que se alimentaba el ganado de los rancheros locales.

Juan Carlos coincidió en que el panorama es desalentador y existe incertidumbre, pues si este año 2021 sigue seco podría ser el acabose para muchos ganaderos.

NO HAY APOYOS

Leonel Cázares Escalante presidente de la Asociación Ganadera Local del Mayo, expresó que se sienten abandonados a su suerte, pues hasta el momento no llegan apoyos para su sector.

En noviembre del año pasado la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano hizo la solicitud al Gobierno federal y la reiteró el 18 de diciembre del mismo año.

“Urgen los apoyos, porque está en riesgo que los pequeños productores pierdan sus vaquitas”, mencionó Cázares Escalante.

Además, señaló, las pacas de alimentos para los animales los intermediarios las subieron al doble.

“Incluso el Tazol (residuo de la planta del maíz) que antes regalaban, ahorita la están dando en 60 pesos”, puntualizó.

Por eso urgen los apoyos, enfatizó, pues de lo contrario el panorama puede empeorar para los ganaderos de la región.

“En estas fechas la paca de alfalfa estaba en 80 pesos y ahora te la venden en 130 pesos, la paca de trigo ahora la venden en 40 pesos y la temporada pasada andaba en 25 pesos”, comparó.

TEMEN LO PEOR

Héctor Corral, ganadero de Rancherías, coincidió en que no hay apoyos y si no llegan rápido la ganadería desaparecerá en el Sur de Sonora.

“No hay nada, ni apoyos, ni en los campos, las pacas ahorita las estamos comprando en 140 pesos y antes la comprábamos en 70 pesos, es una barbaridad”, mencionó.

Por parte del Gobierno federal no tienen respuestas a sus problemas, enfatizó, lo que hace más incierto el futuro de los productores.

“No tenemos respuesta del Gobierno, nada, si va a haber algún apoyo o algo, no sabemos nada”, comentó desanimado.

fuente: El Imparcial