Inicio Finanzas Pasividad del gobierno nos afecta a miles: pequeños productores de leche

Pasividad del gobierno nos afecta a miles: pequeños productores de leche

“La pasividad del gobierno federal al dejar pasar y dejar hacer, a fabricantes y adulteradores de decenas de marcas de leche, que no son leche”, están llevando a la “bancarrota” a más de 150 mil pequeños y medianos productores del lácteo, muchos de los cuales desarollan esta actividad hasta seis generaciones. 

De acuerdo al Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, estos son “compuestos preparados supuestamente con leche en polvo descremada, pero enriquecida con grasa vegetal, vitaminas, minerales y otros elementos, entre ellos conservadores. Esto pone en riesgo el bolsillo y la salud de los consumidores”, por lo que consideró que deben intervenir las Secretarías de Salud y Economía. 

La agrupación dijo que es necesario ordenar el sistema productivo, de industrialización y comercialización del alimento para que “no sea el gremio productivo el que menos gane en toda la cadena del Sistema Producto Leche y sus Derivados”. 

Los ganaderos lecheros enfrentan una problemática “que se viene arrastrando desde hace 25 años, cuando se negoció el primer Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, sin que se haya consultado a los productores, de igual manera, antes y durante las negociaciones para la firma del ahora denominado T-MEC”. 

Planteó al gobierno la aplicación de una normatividad y reglas claras para la industrialización y comercio de leche y sus derivados. “Se dan casos de que grandes empresas comerciales y tiendas de autoservicio cuentan con empresas concesionarias, de su propiedad o independientes, que les maquilan diversas marcas propias para luego incorporarlas a sus esquemas comerciales con ganancias por arriba de lo que reciben los productores nacionales”. 

Se ha dañado “económicamente el sistema productivo nacional, al grado de que desaparecieron alrededor de 300 mil unidades productivas de leche, y más de un millón de vacas de calidad específica como productoras de leche, se fueron al matadero”. 

Propuso evitar la importación de sueros y leche descremada, ambos en polvo. “Esto evitará el engaño a los consumidores”. 

fuente: La Jornada