Inicio Internacional Para mejorar el control de malezas presentan nueva molécula

Para mejorar el control de malezas presentan nueva molécula

La extensión de las malezas resistentes en gran parte del país es una de las principales problemáticas que debe afrontar el productor con costos que han aumentado considerablemente. Según el último mapeo de la Red de Conocimiento en Malezas Resistentes de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) hay 13 millones de hectáreas infestadas con yuyo colorado, tanto Amaranthus pameri como híbridus y Chlorideas, con 8 millones de hectáreas, siendo los yuyos que más se han propagado.

En este contexto, la empresa japonesa SummitAgro presentó en la Argentina una nueva molécula denominada Axeev (isoxazolinas) en la cual se incorporará al mercado una nueva opción al chacarero para el control de malezas. “Es una alegría poder presentar una nueva familia química, algo que no ocurría en Argentina hace 20 años”, destacó a Clarín Rural Juan Manuel Birolo, Gerente de Marketing de SummitAgro Argentina.

En esta campaña saldrán al mercado con la tecnología Axeev con dos productos: Fierce y Yamato. El primero es una combinación con Sumisoya Flo y tiene registro en la pre siembra de soja y maíz, y constituye una herramienta en el manejo de yuyo colorado. y gramíneas como echinochloa colona, chloris, eleusine indica, digitaria, entre otras.

El segundo producto tiene registro en pre emergencia de trigo y pre siembra de cebada. Sirve principalmente para lolium y avena.

“Hasta que se da el primer registro pasan 11 años de trabajo. Luego, viene los desarrollos locales que en el acaso de Argentina duran 4 años más. La inversión en dinero es cercana a los U$S 300 millones”, indicó Birolo resaltando la importancia de cuidar cada tecnología.

SummitAgro hace 16 años que esta presente en el país y en 2016 facturó U$S 84 millones y este año prevén superar los U$S 90 millones. Es una empresa de Sumitomo Corporation, consagrada como una de las 10 empresas más grandes de Japón con más de 400 años en el mercado.

Esta nueva molécula ya tenía su registro en Estado Unidos (12 millones de hectáreas) y en Australia (el 20% de la superficie). Y actualmente se está registrando en Brasil.

fuente: Clarin