Inicio Local Papa Francisco: ¿Estamos en camino hacia una gran guerra mundial por el...

Papa Francisco: ¿Estamos en camino hacia una gran guerra mundial por el agua?

El papa Francisco se preguntó hoy si el mundo actual, que se encuentra en medio de lo que describió como una “tercera guerra mundial a pedacitos”, está “en camino hacia la gran guerra mundial por el agua”, si lo expresó en el marco de la la sesión final del seminario “El derecho humano al agua”, organizado por Academia Pontificia de las Ciencias, del 23 al 24 de febrero en la Casina Pío IV del  Vaticano como estudio interdisciplinario sobre el papel central de las políticas públicas en la gestión del agua y de los servicios ambientales.

«El derecho al agua es determinante para la sobrevivencia de las personas (cf. ibíd, 30) y decide el futuro de la humanidad. Es prioritario también educar a las próximas generaciones sobre la gravedad de esta realidad. La formación de la conciencia es una tarea ardua; precisa convicción y entrega. Y yo me pregunto si en medio de esta “tercera guerra mundial a pedacitos” que estamos viviendo, no estamos en camino hacia la gran guerra mundial por el agua»

El Santo Padre dijo que toda persona tiene derecho al acceso al agua potable y segura; este es un derecho humano básico, y una de las cuestiones nodales en el mundo actual (cf. Enc. Laudato si’, 30; Enc. Caritas in veritate, 27). Es doloroso cuando en la legislación de un país o de un grupo de países no se considera al agua como un derecho humano. Más doloroso aún cuando se quita lo que estaba escrito y se niega este derecho humano.

Es un problema que afecta a todos y hace que nuestra casa común sufra tanta miseria y clame por soluciones efectivas, realmente capaces de superar los egoísmos que impiden la realización de este derecho vital para todos les seres humanos.

Es necesario otorgar al agua la centralidad que merece en el marco de las políticas públicas. Nuestro derecho al agua es también un deber con el agua. Del derecho que tenemos a ella se desprende una obligación que va unida y no puede separarse. Es ineludible anunciar este derecho humano esencial y defenderlo —como se hace—, pero también actuar de forma concreta, asegurando un compromiso político y jurídico con el agua. En este sentido, cada Estado está llamado a concretar, también con instrumentos jurídicos, cuanto indicado por las Resoluciones aprobadas por la Asamblea General de las Naciones Unidas desde 2010 sobre el derecho humano al agua potable y el saneamiento. Por otra parte, cada actor no estatal tiene que cumplir sus responsabilidades hacia este derecho.

Le compartimos la  Intervención del Santo Padre en el Seminario “El derecho humano al agua”: http://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2017/02/24/wat.html