Inicio Uncategorized Padrón Único de Productores, un insulto a campesinos: CCI

Padrón Único de Productores, un insulto a campesinos: CCI

Claudio Flores Espina, dirigente local de la CCI, criticó el procedimiento de ingreso al Padrón Único de Productores de la Sagarpa, al cual calificó como un exceso, un abuso y un insulto al sector. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Claudio Flores Espina, dirigente estatal de la Central Campesina Independiente (CCI), aseveró que el procedimiento de ingreso al Padrón Único de Productores de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) es un exceso, un abuso y un insulto al sector, pues el campesino no sólo debe registrar su huella digital, sino el iris del ojo y voz.

“El asunto es que quienes estén empadronados, serán los que puedan acceder a los apoyos, tanto federales como estatales, se supone que será a nivel nacional”, expuso.

El dirigente acentuó: “en algunos casos les graban el iris del ojo, la voz, la huella digital y cosas que se supone que son reglas de operación, que se aprobaron en la Cámara de Diputados federal; ellos argumentan que es para dar transparencia a los programas”.

“Yo creo que en eso debemos empezar por los funcionarios que también deberían cumplir y pasar por todos esos procesos que le ponen al campesinado”, agregó.

En su opinión, estas requisiciones “son excesos, son abusos y son un insulto al pueblo de México y a los tlaxcaltecas, desde luego; lamentablemente son reglas que imponen”, subrayó molesto.

Claudio Flores Espina reiteró que mientras las instituciones son más exigentes con la población, los funcionarios de todos los niveles de gobierno perciben salarios altos y prestaciones excesivas, como el financiamiento para la compra de gasolina.

“A la gente del sector rural le ponen muchos obstáculos para poder acceder a los programas. Se supone que los impuestos de los mexicanos son para eso, de hecho, los funcionarios no son dueños de esos recursos, solo son quienes los coordinan”.

El dirigente de la CCI mencionó que los agremiados a esta organización han iniciado este proceso de inscripción a dicho padrón, pero consideró que no será concluido este año, pues dijo que muchos no podrán hacerlo en el transcurso de 2017.

“Pienso que ni hasta ellos, los funcionarios de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, tienen la capacidad para poder llevar a cabo este tipo de censo, ya que deben acudir a los Centros de Apoyo al Desarrollo Rural (Cader), donde muchas de las veces no se dan abasto para atender a toda la gente; no creo que puedan cumplir en esta primera etapa”.

Por eso –refirió–, los productores y las agrupaciones deben pedir a la dependencia que cumpla en tiempo y forma con la entrega de beneficios y que no se retrasen con el pretexto del padrón que va a crear.

Los trabajos de la CCI se encuentran en la etapa de ingreso de solicitudes de grupos y de personas a los programas de Sagarpa. Hay casos –resalto– en los que las reglas de operación están complicadas.

Padrón Único de Productores, registro complicado

Cada año –indicó– se registran cambios en los lineamientos, por lo que se ha solicitado mayor sensibilidad, pero sucede todo lo contrario, pues las vuelven más difíciles; un ejemplo de esto es el Programa de Incentivos para Productores de Maíz y Frijol (Pimaf), además del registro al Padrón Único de Productores.

Remarcó que 2017 no significa un año muy favorable, debido a que el presupuesto para el campo fue recortado, pues la situación económica del país “no es del todo buena y el encarecimiento en el precio de los insumos afecta al sector agropecuario”.

Surgen dudas respecto de la serie de requisitos que deben cubrir los productores. “Sin embargo, tenemos que apresurarnos porque hay fechas de apertura y cierre de ventanillas. Hay situaciones en las que el 17 de febrero cierran y otras que apenas van a abrir”.

Recientemente la delegación de la Sagarpa dio a conocer que puso en marcha el periodo de registro en los 10 Cader y que sólo entregará apoyos a los empadronados.

fuente: La Jornada De Oriente