Inicio Internacional Nuevo foco de langosta preocupa agricultura Argentina

Nuevo foco de langosta preocupa agricultura Argentina

Las plagas de langosta son consideradas un desastre natural devastador. Destruyen cosechas y causan daños enormes en la agricultura. Una langosta puede comer cada día el equivalente a su peso en plantas, por lo que un enjambre podría comer 192 millones de kilogramos de plantas al día. Esa es la razón por la que su presencia despierta alarmas y el nuevo foco detectado en Córdoba, Argentina, no es la excepción.

Las langostas son ambulante y pueden recorrer enormes distancias, así fue como en un foco de langosta fue visto en inmediaciones de la ciudad de Colonia Caroya, de la provincia de Córdoba, así lo informó el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), que está trabajando en la zona junto con el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia.

Por este motivo, para el martes 22 de agosto, se convocó a una reunión de la que participarán los principales responsables de las entidades nombradas, además de Secretaría de Ambiente, Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (Fearca), integrantes de la Comisión de Enlace Agropecuaria local, Colegio de Ingenieros Agrónomos y otros estamentos.

Desde que la plaga comenzó a ocasionar perjuicios en provincias como Chaco, Santiago del Estero, Formosa y Santa Fe, funcionarios y técnicos del Senasa convocaron a reuniones de coordinación con otros estamentos nacionales y  sociedades rurales del territorio cordobés. El fin de ellas es diagramar planes de acción, junto con actividades de monitoreo y control.

Sumado a ello, se activan trabajos de aplicación aérea con productos autorizados por Senasa. Con el fin de aplicar una rápida intervención en la ciudad de Colonia Caroya, aeroaplicadores ya están coordinados.

Cabe recordar que el Senasa declaró la emergencia fitosanitaria a nivel nacional a desde julio pasado hasta el 31 de agosto del 2019, periodo en el que los productores agropecuarios deberán intensificar las tareas de control, prevención y vigilancia de la plaga.

La medida radica en la obligatoriedad de denunciar la aparición del fenómeno.

“Toda persona responsable o encargada de explotaciones agrícolas y/o ganaderas, autoridades sanitarias nacionales, provinciales o municipales, así como también aquellas personas que por cualquier circunstancia detecten la presencia de ejemplares de langosta, están obligadas a notificar en forma inmediata y de manera fehaciente el hecho a la Oficina Local del Senasa que corresponda a su jurisdicción”.

Fuente:Portal Fruticola