«Nos quedamos sin agua»; campesinos denuncian desvío de caudal a Parque Lago de Texcoco

«Nos quedamos sin agua»; campesinos denuncian desvío de caudal a Parque Lago de Texcoco
mayo 27, 2024 - by Nacional
Compartir en Redes Sociales

Comuneros del municipio de San Salvador Atenco, en el Estado de México, se encuentran en descontento porque, en plena sequía en todo el Valle de México, un canal de aguas negras utilizado para el riego procesado de sus cultivos, en más de 80 hectáreas, está siendo desviado a las obras del Parque Ecológico del Lago de Texcoco (PELT) , proyecto emblema del Gobierno federal para utilizar la zona en que se pausó la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM).

Se trata del caudal denominado “El Salado”, que canaliza aguas residuales generadas en municipios mexiquenses como Ecatepec y Acolman, a zonas de amortiguamiento ambiental cercanas al Lago de Texcoco.

Sin embargo, desde hace más de 50 años, pobladores de Santa Isabel Ixtapan, en San Salvador Atenco, han utilizado el caudal para el riego de sus ejidos, que ahora enfrentan sequía extrema por la reducción del suministro y el desvío intencional que realizaron autoridades hacia una zona federal.

“Esta agua llega desde la termoeléctrica y avienta más o menos 104 litros por segundo que ya desviaron, pero también parte del agua viene de los conjuntos habitacionales de casas Ara y Geo, (en Acolman), que es agua gris, pero se le da tratamiento y la ocupamos para uso exclusivo agrícola”, explicó Manuel Morales, vecino de la comunidad de Atenco.

Acusan a Conanp y Semarnat

El río se extiende por cerca de siete kilómetros en la franja del Lago de Texcoco hasta llegar a una planta de tratamiento en los ejidos de Santa Isabel Ixtapan; ahí, los comuneros procesan el líquido y luego lo utilizan para abastecer sus parcelas.

No obstante, este mes presuntos trabajadores de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) realizaron la apertura de una brecha. Con ayuda de varias máquinas excavadoras abrieron un brazo artificial para desviar el caudal, lo que disminuyó la cantidad de agua que llega a las zonas de cultivo en el municipio de San Salvador Atenco y ha dificultado el inicio de la temporada de siembra.

“Necesitamos esta agua porque todavía hay campesinos que siembran productos para los animales porque nos dedicamos a la ganadería también. El problema es que quieren supuestamente para el proyecto del lago de Texcoco, pero nosotros la utilizamos por la necesidad y la sequía que estamos viviendo y porque queremos seguir cultivando en campo”, señaló José Ángel Martínez, comunero de Atenco.

En esta zona del Estado de México, la siembra de maíz y avena son las principales fuentes de empleo para los comuneros.

De acuerdo con ejidatarios, los alimentos que se cosechan son aprovechados para alimentar a ganados ovinos y porcinos de pequeños productores que comercializan sus ejemplares en puestos de comida y restaurantes ubicados a pie de carretera sobre la México-Texcoco.

“La verdad es que ya desviaron el río, y nosotros ya tenemos nuestras tierras preparadas para echarles agua, ya están las semillas. Ya está todo, pero ahora ya no nos llega el agua porque la desviaron hacia las Ciénegas de San Juan, sin decirnos, sin avisarnos, lo hicieron ahora sí que a su juicio”, señaló Uriel Pineda, vecino de Santa Isabel Ixtapan.

El canal forma parte de la franja del ex Lago de Texcoco y de vasos reguladores de agua, los cuales pretenden ser rescatados por autoridades federales como parte del proyecto de mejoramiento ambiental del Parque Ecológico del Lago de Texcoco.

Desde marzo del 2022, el Gobierno federal emitió un decreto para considerar 14 hectáreas del Lago de Texcoco como Área Natural Protegida (ANP) y así blindar el terreno de proyectos inmobiliarios como la construcción del extinto Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Se trata de 11 núcleos agrarios de los cinco municipios que constituyen el vaso regulador de agua más importante del Valle de México, con características de suelo únicas en el mundo que permiten la regulación del clima al reducir contaminantes, y que promete proteger más de 678 especies de flora y fauna, además del refugio para aves acuáticas migratorias.

Con esta premisa se inició la construcción del proyecto Parque Ecológico de Texcoco, que contempla una zona deportiva y de esparcimiento para más de 12.5 millones de habitantes del centro de país, así como la rehabilitación del Lago Nabor Carrillo, la Ciénega de San Juan y las lagunas de Xalapango y Texcoco norte, entre otras.

Incluso, el propio presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los comuneros de la zona participarían en el manejo de la nueva zona de conservación, además de prometer que podrían continuar con sus actividades de agricultura y ganadería, que ahora enfrentan problemas de escasez de agua por los desvíos de canales naturales hacia la zona de protección ambiental… pero hoy ven poco apoyo por parte de las autoridades.

fuente: La Silla Rota

Share this post? Facebook Twitter Linkedin

Informativo Arriba El Campo

Add your Comment