Inicio Estatal Muestran estadísticas a la baja, efectividad de medidas de restricción contra COVID-19

Muestran estadísticas a la baja, efectividad de medidas de restricción contra COVID-19

Las autoridades de la Secretaría de Salud señalaron que comienzan a reflejarse los buenos resultados de las medidas de restricción dictadas por el Consejo Estatal de Salud, por ejemplo, se logró despresurizar la ocupación hospitalaria para ubicarla en un 90 por ciento (%), que era uno de los objetivos inmediatos.

El director médico de la Zona Norte, Arturo Valenzuela Zorrilla, señaló que los efectos de las decisiones tomadas y de disminución de la movilidad urbana ya se dejan ver, “el esfuerzo no ha sido en vano, todo lo que hemos hecho los ciudadanos para evitar darle oportunidad al virus de propagarse y ya vemos un descenso importante”.

Sin embargo, advirtió que no por ello se deban relajar las medidas por parte de la sociedad, ya que la ocupación hospitalaria sigue siendo importante y el 78 % de las pruebas salen positivas, lo cual nos debe mantener a todos los chihuahuenses atentos y responsables.

Valenzuela Zorrilla explicó que la positividad en 78 % es elevada, ya que significa que de cada 100 pruebas que se mandan procesar, 78 son positivas: “quiere decir que el virus todavía está en todos lados, de tal manera que tenemos que vigilar mucho las oportunidades que tiene para propagarse y evitarlo, eso se llama romper las cadenas de transmisión viral”.

El funcionario indicó que se puede ver el resultado de las restricciones que se tuvieron las más recientes dos semanas, que no fueron pocas y fueron excepcionales porque también fue excepcional fue la escalada del número de contagios y de la situación de angustia que se vivó.

“Lo que necesitan los hospitales del estado no es aumentar su capacidad; lo que necesitan es gente más consciente, más participativa, que la gente suba al primer plano de conciencia, que está en sus manos romper oportunidades de transmisión de virus, cuidándose ellos y cuidando cada lugar en el que se encuentren para no pasarle el balón al SARS-CoV 2”, declaró.

“Hemos aprendido de esta grave situación y se han creado estrategias nuevas que anunciarán en su momento el gobernador Javier Corral y el secretario de Salud, Eduardo Fernández, precisamente para no regresar a ese extremo”, indicó.

Agregó que la salud pública la hace una comunidad saludable, organizada, consciente y comprometida, porque cualquier persona puede romper las cadenas de transmisión y de esa manera se contribuye a salvar muchas vidas.

A su vez, el subdirector de Epidemiología, Gumaro Barrios Gallegos, señaló que ahorita no hay un tratamiento específico en términos de medicamento para el coronavirus, pero si se tiene un arma muy fuerte contra la enfermedad, que son las medidas preventivas como el uso de cubre-bocas, higiene frecuente de manos, estornudo de etiqueta, distanciamiento social y la disminución de la movilidad.

“Con todo ello tenemos el control para poder cortar las cadenas de transmisión en la población en general y así podemos disminuir los casos, la hospitalización y las defunciones. Eso es muy bueno porque si no relajamos las medidas preventivas ayudaremos muchísimo a seguir bajando el número de contagios”, concluyó.