Si México quiere dejar de importar maíz transgénico, tiene que apurarse. E incluso si se apura, puede que no lo logre para cierre de sexenio.

Nery Echeverria, director comercial de la Divise Agrícola de Bayer México, ve difícil que las importaciones de maíz paren en seco para principios de 2024, como planea Presidencia, sin que haya consecuencias graves.

Echeverria ve viable la autosuficiencia en maíz, pero considera que harán falta cerca de 10 años de apoyos a la producción.

El escenario sería tormentoso si se cumple el plazo del decreto sin aumentos significativos a la producción. Con menos oferta de maíz amarillo,aumentarían los costos de la industria agropecuaria y alimentaria.

“No estamos preparados para producir esas 17 millones de toneladas. ¿Qué va a pasar? No habrá suficiente alimento para los pollos, los cerdos, las vacas (…) Se va a encarecer y se va a caer la producción. Por lo tanto, afectará al consumidor final en incrementos de costos o en falta de productos para consumo”, dijo ante reporteros.

fuente: El Financiero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.