La producción agrícola, pecuaria, acuícola y pesquera se estima cerrará este año con un volumen de 300.1 millones de toneladas, 1.9 por ciento más respecto a lo registrado en 2021, con lo que se mantiene la tendencia al alza del sector primario del país, pese al escenario internacional adverso, resaltó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Durante la presentación de las “Expectativas Agroalimentarias 2022”, el titular de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, informó que los subsectores productivos que aportan alimentos y materias primas al país cerrarán el año agrícola 2021 con una producción de 294 millones 554 mil toneladas, lo que significa un crecimiento anual de 1.3 por ciento.

Detalló que de la superficie sembrada el año pasado, en 20 millones 683 mil hectáreas los agricultores mexicanos lograron un volumen de 268.4 millones de toneladas, lo cual excede en 1.3 por ciento el volumen obtenido en 2020.

Este aumento obedeció, dijo, a una mayor cosecha de granos y oleaginosas, industriales y forrajes, donde destaca la producción de trigo cristalino, con un millón 782 mil toneladas; seguida de la de caña de azúcar, con 55 millones 360 mil toneladas, y en tercer lugar la de avena, que registró nueve millones 973 mil toneladas.

En el evento celebrado en Mazatlán, Sinaloa, Villalobos Arámbula destacó que la producción primaria del país continúa su ruta de crecimiento, con un alza en el valor de producción de 7.1 por ciento, al pasar de un billón 241 mil 676 millones de pesos en 2020 a un billón 329 mil 756 millones de pesos al cierre de 2021.

Afirmó que, pese al ambiente de incertidumbre y volatilidad global, las expectativas agroalimentarias para este año son positivas y están basadas en la estrategia de la dependencia federal y del Gobierno de México para aumentar la productividad del sector.

Destacó la fortaleza de las exportaciones agroalimentarias mexicanas, ya que, por séptimo año consecutivo, la balanza comercial agropecuaria y agroindustrial reportó un superávit de siete mil 192 millones de dólares al cierre de 2021, el tercer mayor saldo positivo en 27 años.

Ante productores, agroindustriales, representantes de organismos nacionales e internacionales, legisladores y funcionarios de los tres niveles de gobierno, el titular de Agricultura llamó a unir esfuerzos y convertir la adversidad en oportunidad, buscar soluciones y evitar la especulación, para lo cual, dijo, la información oportuna y veraz, como la que se presenta, resulta fundamental.

Estoy seguro que nuestro sector tiene la capacidad de fortalecer la seguridad alimentaria del país y cumplir con los compromisos comerciales establecidos con más de 181 naciones, porque el campo mexicano es motor del crecimiento y fuente de bienestar para quienes habitan los territorios rurales y ribereños, aseveró.

Villalobos Arámbula reconoció el apoyo y compromiso de todas y todos los productores del país, tanto de quienes han convertido a México en potencia agroexportadora, como de aquellos dedicados a abastecer al mercado interno y que han evitado el desabasto de alimentos básicos.

El gobernador de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, expuso que la información es certeza, y en política la información es poder, por lo que es importante su manejo en el sector primario, para cuidar el tema de la productividad, competitividad y precios, con el fin de no dar margen a la especulación.

Indicó que la vocación de Sinaloa es producir alimentos y la entidad está comprometida para generar mayores volúmenes de maíz blanco y hortalizas, pues están dadas las condiciones para potenciar esta actividad, buscando conjuntamente la manera de hacerla más rentable y competitiva, a través de la reducción de costos.

Dijo que se incorporarán 45 mil nuevas hectáreas de la parte sur del estado a la producción de alimentos, lo cual estará acompañado de la construcción de nuevas presas y canales de riego que se entregarán en diciembre de 2023.

Vamos bien, estamos produciendo garbanzo y sorgo, entre otros productos, y seguiremos con la vocación agrícola que caracteriza a la entidad, enfatizó.

La directora en jefe del SIAP, Patricia Ornelas Ruiz, mencionó que el sector agrícola, pecuario y pesquero nacional mantiene una tendencia de crecimiento, pese a la incidencia negativa de factores que han inhibido el desempeño económico del país y del mundo, en los últimos dos años.

Detallo que en México hay 6.8 millones de productores que trabajan en el sector primario y 231 mil unidades que trasforman insumos, con un mercado interno compuesto de 129.6 millones de consumidores, más un potencial de mil 487 millones de personas en alrededor de 50 países, a través de los tratados de libre comercio.

El presidente municipal de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, resaltó que en el estado, el país y en el sector agroalimentario las cosas van bien, pese a los tiempos que se viven en el plano internacional.

Así lo demuestran los datos presentados, subrayó.

En el evento participaron también la representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en México, Lina Pohl Alfaro; el secretario de Agricultura y Ganadería de Sinaloa y presidente de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA), José Jaime Montes Salas, y la presidenta de la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados, María del Carmen Bautista Peláez, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.