Inicio Finanzas Los pequeños agricultores aislados en negociación del TLCAN y TPP: Alcano

Los pequeños agricultores aislados en negociación del TLCAN y TPP: Alcano

88
0
Compartir
Raúl Pérez Bedolla, Secretario General de la Alianza Campesina del Noroeste, dijo que los pequeños productores de alimentos básicos quedaron fuera de la negociación del TLCAN y TPP y ante la falta de una política pública que incentive la inversión para impulsar la producción alimentaria, estos agricultores enfrentarán problemas de competitividad.
En entrevista de medios, el dirigente de ALCANO, expresó su preocupación por la ratificación del TPP que hizo el Senado de la República y por la eventual aprobación del TLCAN, pues en ambas negociaciones los pequeños agricultores ni fueron consultados y mucho menos estuvieron presentes en las negociaciones de ambos tratados comerciales.
Ratificó que México se convirtió en un país maquilador y vendedor de materia prima, en contra parte, importará productos terminados y procesados, incluso alimentos. Entre 1993 y 2016 las exportaciones e importaciones totales han crecido 370 y 276% respectivamente.
De hecho en el periodo 2013-2017 se han importado 100 millones de toneladas de los seis cultivos estratégicos que señala la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, subrayó.
La dependencia de México en importaciones para satisfacer la demanda interna de los principales granos, oleaginosas y forrajes ha crecido en los últimos veinte años. Para 2014 el 79% del arroz, el 50% del trigo y el 22% del maíz consumido en México provino del exterior.
Por otro lado y por varias razones, la dependencia alimentaria de México es un fenómeno que preocupa.
En primer lugar, por dos tipos de incertidumbre. Una de ellas son los efectos negativos esperados de largo plazo en la oferta mundial de alimentos que se prevén por el calentamiento global y el probable efecto negativo del fenómeno en la volatilidad de los precios internacionales. La segunda incertidumbre se refiere a los efectos de las modificaciones esperadas a partir de cambios en la política comercial del gobierno de Estados Unidos.
En relación a la seguridad alimentaria se aprecian tres tendencias principales explicó Raúl Pérez Bedolla.
La primera es la disminución mundial de los niveles de inseguridad alimentaria; si bien en América Latina  aumentó 2,4 millones entre 2015 y 2016, alcanzando un total de 42,5 millones, equivalente al 6,6 por ciento de la población. Una segunda tendencia es el rápido aumento en el consumo de proteínas, especialmente de origen animal.
Dicho aumento resulta en una presión adicional sobre los recursos naturales agrícolas y una mayor contribución de la agricultura al calentamiento global.
La tercer tendencia es la adopción de hábitos de consumo con gran contenido de alimentos procesados en el consumo total. La tendencia alimentaria está asociada a los mayores niveles de obesidad y malnutrición que se observan a nivel mundial y regional. El fenómeno del sobrepeso y la obesidad han crecido de forma acelerada en México, en todos los grupos de edad, independientemente de su nivel de riqueza o ubicación geográfica.
Si en 24 países de América Latina y el Caribe la prevalencia de obesidad en la población adulta es cercana o superior al 20 por ciento de la población, en México supera el 60%, pero la mayor paradoja es la concentración de la obesidad en mujeres indígenas.
Por ello, dijo el dirigente de ALCANO, una política agroalimentaria de seguridad alimentaria parte de varias premisas fundamentales como las define la Ley de Desarrollo Rural Sustentable: la libre determinación del país en materia de producción, abasto oportuno y suficiente y acceso de alimentos a toda la población.
Tener presente garantizar el derecho humano a la alimentación bajo el concepto de salud alimentaria que cuestione el modelo actual de consumo sobrecargado a pecuario, azucares y grasas saturadas.
fuente: CODICS