El gobierno polaco debe tomar medidas extraordinarias para detener “la desastrosa extinción de la industria porcina de Polonia”, aseguran desde la Unión Polaca de Productores y Empleadores de la Industria de la Carne (Upemi).

Ante el avance de la peste porcina africana por el país, los ganaderos cuyas operaciones se ubican en las zonas de cuarentena solo pueden vender carne de cerdo dentro de estos territorios y, en la mayoría de los casos, tienen que conformarse con precios mucho más bajos que el promedio del mercado.

El comunicado asegura que “la consecuencia de esta tendencia puede ser un colapso permanente de la producción porcina polaca. Los granjeros que hoy están eliminando rebaños probablemente no volverán a la cría de cerdos en el futuro. Por lo tanto, Polonia dependerá aún más de las importaciones de carne de cerdo. Esto tendrá un impacto negativo no solo en el negocio agrícola sino también en las plantas de procesamiento”.

Eurocarne

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.