El Instituto Nacional de la Economía Social (INAES), el cual contribuye al desarrollo de las empresas de economía social y solidaria que integran al sector social de la economía, tendrá un presupuesto de 218 millones 237 mil pesos para el próximo año, lo que representa un incremento de 3.3 por ciento nominal, con respecto al que se destinó en el actual ejercicio fiscal.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022, el INAES, organismo enfocado a actividades de promoción y fomento para que las empresas sociales superen limitaciones en materia de visibilización, organización, regulación, formación y financiamiento, recibirá 9 millones 973 mil 196 pesos más en 2021, luego de los repetidos recortes a su presupuesto en la actual administración.

Sólo en el ejercicio de 2014 a este instituto, que tiene a su cargo el apoyo de las cooperativas sociales, se le destinaban 2 mil 177.6 millones de pesos, una reducción de más de 90 por ciento desde entonces.

Esto pese a que las cooperativas deben ser uno de los jugadores más importantes en México, pues tienen un modelo propio y diferente basado en que los socios son propietarios de las entidades; además se crearon para responder las necesidades financieras de segmentos de la población que de otra manera no podrían ser atendidos, según información de José Guadalupe Armenta, presidente del Consejo Superior del Cooperativismo (Cosucoop).

En vísperas del Encuentro Nacional de Economía Social y del Cooperativismo, que se llevará a cabo este miércoles en la Ciudad de México, el movimiento cooperativo nacional hará un llamado a los legisladores y al gobierno federal, a promover leyes que reconozcan la importancia del derecho cooperativo conforme lo establecido en el artículo 25 constitucional, además, para que implementen las políticas públicas necesarias para su fomento, así como la constitución de fondos de garantía para impulsar proyectos productivos.

Este encuentro es de gran importancia para el sector social de la economía en México, pues busca el reconocimiento como un movimiento social fuerte, unido e integrado y posicionarse como una alternativa para superar la crisis provocada por la pandemia del Covid- 19, destacó Armenta.

Según Juan José Rojas, investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo y especialista en cooperativismo, a nivel nacional operan 18 mil 38 de esas agrupaciones y están asociadas 8 millones 875 mil 186 personas.

No es una cantidad menor. De la población total en nuestro país, la que está organizada en cooperativas representa 7.4 por ciento. Es un porcentaje modesto si se compara con otros países como Argentina, que oscila entre 20 y 25 por ciento; Costa Rica, 15 y 18 por ciento; Colombia y Brasil, 15 por ciento. No está en un nivel alto, pero 7.4 por ciento es significativo y con potencial, reconoció el especialista.

fuente: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.