Inicio Estatal Llama Permanente a homologar precio de las gasolinas en la frontera norte...

Llama Permanente a homologar precio de las gasolinas en la frontera norte con su referente en EU

La Comisión Permanente exhortó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y a la Comisión Reguladora de Energía a que dentro del ámbito y en el ejercicio de sus atribuciones, se aplique el subsidio correspondiente para homologar el precio de las gasolinas en la frontera norte del país, con su referente en los Estados Unidos.

Pidió al Poder Ejecutivo federal, a través de la dependencia o entidad que designe, diseñe un programa de otorgamiento de créditos que financien la modernización de las estaciones de servicio de los permisionarios autorizados por la Comisión Reguladora de Energía para el expendio al público de petrolíferos, con el propósito de que puedan hacer frente a la competencia.

También solicitó al Servicio de Administración Tributaria para que en un plazo máximo de 15 días hábiles entregue la devolución del impuesto y se realicen las mesas de trabajo con las autoridades respectivas. Además, requirió a Petróleos Mexicanos (Pemex) valore la viabilidad de ampliar el término de pago que se otorga a los concesionarios.

Al presentar el punto de acuerdo suscrito por los diputados panistas Leticia Amparano Gámez y José Everardo López Córdova, la senadora Marcela Torres Peimbert (PAN) señaló que el “gasolinazo” está teniendo graves efectos negativos en la competitividad de la economía de los estados fronterizos de esa región.

La decisión “injusta e irresponsable” del gobierno federal, de incrementar el precio de las gasolinas en más de 20 por ciento ha puesto en jaque al sector gasolinero de prácticamente todas las entidades federativas que conforman las fronteras del país, afirmó.

Este aumento a los combustibles, dijo, ha puesto en desventaja al sector con respecto a Estados Unidos. “Hoy, mientras que en algunas regiones de California y Texas el precio de la gasolina oscila entre 15.79 pesos y 12.24 pesos por litro, en México se pagan hasta 17 pesos, casi tres pesos más o hasta cinco pesos más”.

Torres Peimbert mencionó que de manera consecuente, los habitantes de la región limítrofe prefieren trasladarse unas horas y cruzar la frontera, con el propósito de poder ahorrarse unos pesos. “Este incremento desproporcionado está mermando el desarrollo económico de la frontera y el gobierno federal ha sido completamente insensible al respecto, ya sin contar la inflación que seguirá después de esto”.

Precisó que hoy los problemas que enfrentan los empresarios de este sector y los consumidores, “nos exigen como legisladores y legisladoras a sumar votos para demandar al Ejecutivo federal tome cartas en el asunto”.

El diputado Edgar Romo García (PRI) planteó modificaciones a la proposición, mismas que fueron aceptadas por la Permanente, y expresó que es urgente hacer más competitivas las fronteras en la compra y venta de combustible, sobre todo otorgar estímulos o incentivos fiscales que las puedan poner en una competencia a la par de lo que sucede en el vecino del norte.

Propuso que la devolución del estímulo que hoy existe sea de manera inmediata, y no tan retrasada; que el gremio de los gasolineros pueda tener mayores estímulos para modernizar sus estaciones de gasolina y sean competitivos frente a la principal competencia en las fronteras, y que el crédito que actualmente se les otorga para comprar el combustible sea ampliado.

Mario Delgado Carrillo, senador del PRD, calificó como buena esta proposición para darle beneficios a la frontera norte, “pero tenemos que resolver el problema de fondo. Eliminemos los artículos once y doce transitorios de la Ley de Ingresos para impedir esta liberalización”.

Sostuvo que el problema de fondo se da en la Ley de Ingresos para adelantar la liberalización de toda la cadena de importación, transportación, distribución y venta final de gasolinas a los privados y a los extranjeros. “Les urge insertar a los privados en toda la cadena del sector energético, porque tienen miedo del 18, porque quieren asegurar el negocio y eso es lo que está detrás del gasolinazo”.