Inicio Uncategorized Listos campesinos de Coahuila ante posibles estragos causados por sequía, señala Alfio...

Listos campesinos de Coahuila ante posibles estragos causados por sequía, señala Alfio Vega

El titular de la Secretaría de Desarrollo Rural de Coahuila, Alfio Vega de la Peña, dijo que los campesinos de las diferentes regiones de la entidad están preparados ante los estragos que podría traer consigo la falta de lluvias, misma que fue pronosticada desde principios de este año 2017.

En entrevista, el funcionario calificó como preocupante la falta de uniformidad en las precipitaciones que hasta la fecha se han presentado en la entidad, pues dijo, éstas no son suficientes para los llamados cultivos de temporal.

Indicó que las lluvias que se han presentado recientemente en la región fueron escasas a comparación de las que hubo en el mismo período del año pasado, sin embargo dijo estar confiado en que en los siguientes meses habrá lluvia suficiente para las necesidades del campo.

“Tenemos reportes del comportamiento de la humedad en el estado, en la Región Norte, en los Cinco Manantiales, y en parte de la

Sureste hemos tenido presencia de lluvias, en la Región Desierto, en Cuatro Ciénegas, el pasado martes cayeron alrededor de cinco pulgadas de agua, en Ocampo también se registraron precipitaciones, sin embargo hasta el momento la presencia de lluvias no ha sido uniforme en todo el estado”, dijo el secretario.

“Los agostaderos afortunadamente todavía están en buenas condiciones, los cultivos de riego tampoco tienen problema afortunadamente, sin embargo, en el caso del temporal sí es preocupante, no ha habido uniformidad en la presencia de lluvia, y esperemos que en estos meses de junio y julio, que normalmente traen precipitaciones a la región, se regularice esta situación”, agregó.

Mencionó además que gracias al respaldo del presidente Peña Nieto y del Gobierno del Estado los campesinos de la entidad cuentan con un seguro catastrófico que permitiría cubrir cualquier contingencia a causa de la sequía.

Fuente: El Heraldo de Saltillo