Dado que las exportaciones de la región del Mar Negro seguirán interrumpidas esta semana, debido a los combates en Ucrania, y ante las sanciones relacionadas con el conflicto, las materias primas siguen su camino al alza.

Los commodities agrícolas cerraron la semana pasada con pérdidas, las cuales fueron causadas por el optimismo temporal relacionado con las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania.

No sólo es el petróleo, los precios del trigo, soya y maíz suben sobre 25 por ciento.

El conflicto entre Rusia y Ucrania ha involucrado una afección comercial importante en el mercado de materias primas, esto se ha traducido en un nerviosismo generalizado entre los inversionistas que se han volcado a demandar estos instrumentos en un escenario de escasa oferta.

En medio del conflicto geopolítico han sido varios los commodities que han registrado fuertes alzas, como el petróleo que ha subido 40 por ciento en los primeros meses del año. Sin embargo, las tensiones también se han trasladado al sector de los alimentos.

El trigo ha sido uno de los que más ha subido, registrando un alza de 48 por ciento hasta obtener un precio de mil 127 dólares el bushel. A este, le sigue el maíz con un aumento de 26 por ciento en su precio a los 745 dólares el bushel, y la soya con un 23 por ciento que lo ubica en los mil 682 dólares.

Los únicos alimentos que no han registrado mayores variaciones es la carne y el café. Sin embargo, los analistas advierten que la volatilidad del mercado también podría afectarlos en el corto plazo.

Sin embargo, las presiones al alza no son descartadas ya que el progreso en las conversaciones sigue siendo incierto, así como las preocupaciones en torno a una escasez mundial de alimentos generada por la guerra en Ucrania.

Asimismo, continúan las preocupaciones en torno a las cosechas de Sudamérica, ya que las sequías han causado daños en esa región. Por lo anterior no pueden ser descartadas presiones adicionales al alza, prevé el Banco Base.

El entorno económico nacional continúa viéndose afectado por la escasez de insumos, debido a las disrupciones en las cadenas de suministro y los cuellos de botella, y a los mayores costos de las materias primas en lo que va del primer trimestre del año, destacó HR Ratings.

En el Reporte de riesgos globales 2022, elaborado por Zurich, los precios de las materias primas habían aumentado casi 30 por ciento desde finales de 2020 y amenazaban con seguir siendo volátiles, debido a las crecientes tensiones entre Europa y Rusia, la escasez de energía de China y los desafíos de transición de la desinversión en reservas de combustibles fósiles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.