Inicio Local Las infecciones farmacorresistentes amenazan con convertirse en la próxima pandemia: FAO

Las infecciones farmacorresistentes amenazan con convertirse en la próxima pandemia: FAO

Debido a que la resistencia a los antimicrobianos (RAM) aumenta drásticamente y amenaza con transformarse en la próxima pandemia, lo que podría tener graves consecuencias para la salud, los sistemas agroalimentarios y las economías a escala mundial, la FAO insta a los agentes de todos los sectores, desde los agricultores hasta los cocineros, pasando por los productores y los consumidores, a acelerar los esfuerzos para evitar la propagación de los microbios farmacorresistentes.

En esta Semana mundial de concienciación sobre el uso de los antimicrobianos (18-24 de noviembre), la Organización destaca que todos tenemos un papel que desempeñar para combatir la RAM, incluidos los actores de los sectores de la alimentación y la agricultura, y presenta recomendaciones para frenar la propagación de la RAM.

La RAM es la capacidad de los microbios de subsistir o crecer en presencia de medicamentos que tienen como objetivo inhibirlos o matarlos. El proceso se acelera con el uso de antimicrobianos diseñados para matar patógenos no deseados en los seres humanos, los animales y los cultivos. En particular, el uso de antimicrobianos en la salud humana y animal está aumentando la resistencia.

Actualmente, al menos 700 000 personas mueren cada año a causa de enfermedades resistentes a los fármacos. Cada vez son más las enfermedades comunes, como las infecciones de las vías respiratorias, las infecciones de transmisión sexual y las infecciones del tracto urinario, que resultan difíciles de tratar. La resistencia a los medicamentos también amenaza cada vez más nuestros sistemas agroalimentarios y la seguridad alimentaria mundial.

La enfermedad por coronavirus (COVID-19) nos ha mostrado que la salud de las personas, los animales y el medio ambiente son más interdependientes que nunca. Los patógenos que afectan a una zona pueden agravar los desafíos de otras y tener repercusiones enormes en la manera en que prevenimos y controlamos las amenazas para la salud a fin de proteger el mundo. La RAM constituye una de esas amenazas mundiales y puede ser incluso más peligrosa que la COVID-19. Está cambiando la vida tal como la conocemos.

«Al igual que la pandemia de la COVID-19, la RAM ya no es una amenaza futura. Está sucediendo aquí y ahora, y nos está afectando a todos», señaló la Directora General Adjunta, Sra. Maria Helena Semedo. «En todo el mundo, personas, animales y plantas ya están muriendo a causa de infecciones que no pueden tratarse, ni siquiera con nuestros tratamientos antimicrobianos más fuertes. Si no se controla la RAM, la próxima pandemia que enfrentemos podría ser bacteriana y mucho más mortal si los medicamentos necesarios para tratarla no funcionan».

La labor de la FAO en materia de RAM se lleva a cabo en coordinación con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) adoptando el enfoque «Una salud».

La RAM en la alimentación y la agricultura

Los sectores de la alimentación y la agricultura deben desempeñar un papel decisivo en la lucha contra la RAM. En muchas partes del mundo, el uso de antimicrobianos es mayor en los animales que en los seres humanos y aumenta con rapidez a medida que crecen nuestras poblaciones y se incrementa la demanda mundial de alimentos.

La propagación de la RAM es más rápida que la capacidad de los científicos para desarrollar nuevos antimicrobianos y está amenazando los sistemas alimentarios, la seguridad alimentaria, la inocuidad alimentaria, los sistemas de asistencia sanitaria y las economías de todo el mundo. Nuestra única solución es adoptar medidas estratégicas para que los antimicrobianos que tenemos sigan siendo efectivos. No es demasiado tarde, pero se acaba el tiempo para impedir que empeore esta devastación, advirtió hoy la FAO.

El 23 de noviembre, el organismo de las Naciones Unidas pondrá en marcha una nueva comunidad de profesionales dedicados al cambio de comportamiento con miras a formular soluciones que faciliten el uso apropiado de los antimicrobianos y la prevención eficaz de enfermedades. Al combinar una gran cantidad de aportaciones de agricultores y otros actores de la cadena alimentaria, veterinarios, epidemiólogos, expertos en RAM y científicos del comportamiento, esta comunidad de práctica colaborará para fomentar comportamientos tanto en el plano de las políticas como en el de las explotaciones a fin de ayudar a ralentizar la propagación de la RAM.

Acerca de la Semana mundial de concienciación sobre el uso de los antimicrobianos

¡Convertirse en aliados en la lucha contra la RAM!

La FAO describió hoy medidas dirigidas a cada grupo de actores clave que son fundamentales en la lucha contra la RAM:

Agricultores:

1.        Lavarse bien las manos, así como el calzado y la ropa, antes y después de estar en contacto con los animales. Esto ayuda a eliminar gérmenes que enferman a los animales y las personas.

2.        Mantener sanos a los animales. Los animales sanos necesitan menos antimicrobianos, lo que implica menores costos de tratamiento, una mejor seguridad alimentaria y de los medios de vida y un menor número de muertes de animales. En lo que respecta a la agricultura, los productores pueden adoptar estas medidas para mantener sanos a los animales:

  • Mantener limpios los establos y las zonas exteriores que utilizan los animales.
  • Reducir el riesgo de propagación de gérmenes. Aplicar medidas adecuadas de bioseguridad.
  • Aplicar en la explotación un sistema «todo dentro-todo fuera» para reducir el riesgo de que los animales nuevos infecten a los que se tenían anteriormente.
  • Mantener secos los alimentos de los animales y almacenarlos de manera segura, lejos de roedores, aves, insectos y otros animales que puedan portar bacterias u otros gérmenes.
  • Evitar estrés a los animales.
  • Ayudar a que los animales se mantengan sanos y no enfermen asegurándose de que tengan una buena nutrición y agua limpia.
  • ¡Vacunar! Pedir al experto veterinario que ayude a administrar las vacunas importantes en el momento adecuado.

3.        Buscar el asesoramiento de un profesional de la sanidad animal para obtener el diagnóstico y el tratamiento correctos, ya que utilizar un fármaco incorrecto pone a los animales, a quienes los cuidan y a su familia en riesgo de contraer infecciones resistentes a los antimicrobianos.

4.        Difundir el mensaje, ¡no los microbios! Comunicar a otros agricultores y miembros de la comunidad lo aprendido acerca de por qué es importante utilizar los antimicrobianos de forma responsable.

5.       Usar plaguicidas únicamente como último recurso: Los plaguicidas no son la única solución. Utilizar plaguicidas en las plantas solo como último recurso para controlar enfermedades.

Trabajadores de las cadenas alimentarias y consumidores:

1.       Seguir las cuatro pautas de la inocuidad alimentaria para ayudar a reducir la propagación de superbacterias y microorganismos que podrían provocar enfermedades en las personas.

Limpieza: Lavarse cuidadosamente las manos antes y después de entrar en contacto con los alimentos y el ganado (especialmente después de tocar carne cruda) y después de utilizar el retrete. Limpiar con regularidad las superficies que se utilizan para preparar alimentos.

Cocción: Cocinar bien los alimentos para matar gérmenes peligrosos. No recalentar los alimentos varias veces.

Refrigeración: Mantener los alimentos refrigerados a la temperatura adecuada en la nevera y durante el transporte.

Contaminación cruzada: Mantener limpias las zonas de preparación y de almacenamiento de alimentos a fin de evitar la contaminación cruzada. Almacenar y elaborar las carnes frescas de forma separada de otros alimentos.

2.        Iniciar conversaciones: Debatir acerca de la RAM con colegas, familiares, amigos y la comunidad. Alentar, en el lugar de trabajo, la elaboración y adopción de medidas que contribuyan a reducir la propagación de la RAM.

3.       Ayudar a que los antimicrobianos sigan siendo efectivos para todos: Seguir las indicaciones médicas antes de tomar antibióticos o administrarlos a la familia. Tratar siempre de obtener el asesoramiento de expertos médicos antes de tomar antibióticos.

Responsables de formular políticas:

1.        Dar prioridad a la RAM: Destinar recursos para hacer frente a esta cuestión y cumplir hoy las metas establecidas en los planes de acción nacionales sobre la RAM. Garantizar que ocupe un lugar prioritario en el programa político.

2.       Hacer partícipes a las partes interesadas en las decisiones sobre políticas: La participación de los interesados directos de todas las etapas de la cadena alimentaria y de los sectores público y privado contribuirá a elaborar políticas y leyes más eficaces.

Asociados proveedores de recursos:

1.        Respaldar la labor de la asociación tripartita sobre la RAM: El Fondo fiduciario de asociados múltiples para la RAM, dirigido por la FAO, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene como objetivo intensificar los esfuerzos dirigidos a apoyar a los países en la lucha contra la RAM adoptando el enfoque «Una salud». Ayudar a la asociación tripartita a ampliar esta labor a más países y liderar la lucha contra la RAM.

2.       Colmar las lagunas de conocimiento: Respaldar las investigaciones y los proyectos sobre la RAM en los casos en que no se disponga de datos objetivos.

Educadores e investigadores sanitarios, agrícolas, ambientales y veterinarios:

1.        Promover la RAM como un tema fundamental en las instituciones: Hacer de la RAM una parte obligatoria del plan de estudios. Dirigir actos y actividades intersectoriales, incluidas conferencias y seminarios en línea y presenciales, para aumentar la comprensión de la propagación de la RAM en los diferentes sectores.

2.       Compartir conocimientos entre los países: Invitar a investigadores de todo el mundo a hablar en las instituciones e intercambiar ideas.

Jóvenes y grupos de estudiantes:

1.        ¡Alzar la voz! Promover la RAM como una prioridad para las agrupaciones y asociaciones de alumnos y organizar actividades de concienciación, tales como caminatas, charlas y otros actos en las comunidades.

2.       Compartir ejemplos de las actividades realizadas: Compartir en las redes sociales y con periodistas ejemplos de las actividades de promoción realizadas. Servir de inspiración para que otros grupos adopten medidas y convertirse en promotores en materia de RAM.

Partes interesadas del sector privado:

1.        Respaldar las medidas relativas a la RAM en el lugar de trabajo: Ofrecer unas instalaciones en los lugares de trabajo, las fábricas y los establecimientos, que faciliten que los empleados adopten medidas contra la RAM.

2.       Ser fabricantes responsables: Velar por que los fabricantes y sus proveedores eliminen los residuos y las aguas residuales de forma correcta con vistas a reducir la propagación de superbacterias.

Organizaciones no gubernamentales y grupos de la sociedad civil:

1.        Incorporar medidas relativas a la RAM en los proyectos existentes y nuevos: Muchas medidas destinadas a reducir la propagación de las superbacterias son beneficiosas para la salud, el saneamiento, el control de las enfermedades y la gestión de desechos. Puede resultar poco costoso aplicar estas medidas. Incorporarlas en iniciativas ya existentes.

2.       Generar diálogo: Debatir acerca de la RAM y las superbacterias con las comunidades donde se trabaja y aumentar la concienciación acerca de la necesidad de que los antimicrobianos sigan siendo efectivos.

Profesionales de la sanidad animal:

1.        Iniciar conversaciones sobre las buenas prácticas a la hora de tratar animales con medicamentos antimicrobianos: Al visitar explotaciones agrícolas y administrar medicamentos, deliberar sobre la RAM y la sanidad animal con los agricultores a fin de dialogar acerca de la cuestión.¡Formar parte del movimiento de la RAM!  Crear clubes, grupos y reuniones sobre sanidad animal, unirse a ellos o realizar intervenciones. Compartir ejemplos de la labor relativa a la RAM con miras a alentar a otros a convertirse en promotores en este ámbito.

Mas sobre la Resistencia a los Antimicrobianos, te compartimos la liga: http://www.fao.org/antimicrobial-resistance/es/