Inicio Finanzas Labriegos mexicanos salvaguardan granos nativos, pese al avance global de monocultivos, reconocen...

Labriegos mexicanos salvaguardan granos nativos, pese al avance global de monocultivos, reconocen investigadores

Frente al avance global de los monocultivos de la agricultura industrializada, los campesinos mexicanos han logrado cultivar y salvaguardar la riqueza y la enorme diversidad del maíz nativo, señalaron investigadores de instituciones públicas de educación superior e investigación, al participar en la conferencia en línea es El maíz de México.

En el día nacional de este grano, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) inauguró también en galería virtual dos exposiciones fotográficas tituladas De saberes y sabores y El maíz es nuestro sustento, ésta última en homenaje al maestro Francisco Toledo (1940-2019), que pueden ser visitadas en la página de Internet del consejo.

Al inicio del encuentro digital la directora general del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, reiteró el compromiso del gobierno federal de trabajar en favor de mantener esta raíz milenaria que da forma y color en las miles de variedades de maíces que se cultivan en las comunidades indígenas.

En sus intervenciones, investigadores presentaron varios de sus trabajos que muestran que en casi todas las regiones del país –con excepción de algunas entidades del noreste–, permanece la riqueza en la diversidad del cereal nativo, pese al crecimiento en los monocultivos industrializados.

La campaña nacional Sin maíz no hay país sostuvo que es necesario frenar a los monopolios de empresas trasnacionales que promueven el uso de agroquímicos tóxicos, como el glifosato y la siembra de semillas transgénicas, afectando nuestra gran agrobiodiversidad y a las variedades de maíz nativo.

El titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos Arámbula, refirió en un encuentro virtual que en México se producirán este año alrededor de 28 millones de toneladas del cereal y que más de 60 por ciento provienen de agricultores de pequeña y mediana escala.

En Oaxaca, diversas organizaciones agrupadas en el Espacio estatal en defensa del maíz nativo realizaron diversas actividades en tres días, que concluyeron ayer con un recorrido en el centro histórico de la capital del estado, para mostrar su rechazo a los transgénicos.

Cabe destacar que campesinos zapotecas originarios de Juchitán de Zaragoza y Santa María Xadani en el istmo de Tehuantepec organizados en la Unión de Artesanos y Campesinos Tona Taati, desde hace cinco años conservan, protegen y fortalecen el maíz zapalote chico para evitar el ingreso del híbrido.

fuente: La Jornada