Inicio Internacional La venta de productos ecológicos se ha multiplicado por 248 en 20...

La venta de productos ecológicos se ha multiplicado por 248 en 20 años en Madrid

El Comité de Agricultura Ecológica de Madrid (CAEM) ha certificado que en los últimos 20 años, desde que comenzó a funcionar, esta actividad se ha disparado: hay 50 veces más productores y más terreno cultivado, y el valor económico de la comercialización de estos productos se ha multiplicado por 250 en estas dos décadas.

Lo que empezó en 1996 con 7 operarios y 90.000 kilos de productos comercializados, por un valor de 179.000 euros, ha pasado a 32 millones de kilos de productos con un valor de 43 millones de euros y en torno a 411 productores. Buena parte de las materias están «en tránsito»: se comercializan por empresas con domicilio social en Madrid y sometidas a control por el CAEM -que vigila la documentación que certifica al operador de origen y al de destino-, pero no pasan por ninguna instalación de la Comunidad de Madrid; son productos que se compra en una Comunidad Autónoma o Estado de la UE y se venden en otro.

Entre los productos ecológicos, hay de todo: sobre todo, superficies de cultivo dedicadas a olivares, pero también pastos y forrajes, cereales y leguminosas, vides, hortalizas, frutos secos, y también plantas aromáticas y semillas. También engloba este término determinadas actividades ganaderas -con vacuno, caprino, equino y apicultura-: cerca de mil cabezas de vacuno para carne y 657 para leche, 1.169 cabezas de caprino, 22 cabezas de equino, y 755 colmenas en apicultura.

Y entre los productos ya elaborados, los hay de todo tipo, desde vinagre avino, licores, aceites, miel, especias, y otros elaborados como galletas y confitería, leche, queso y derivados, carnes, alimentos para animales, piensos, cafés, productos hortofrutícolas, conservas, zumos, pan y pastas, complementos alimenticios, frutos secos, embutidos y salazones cárnicos, o chocolate, en una lista que no es exhaustiva.

Desde que hace 20 años se puso en marcha el Comité de Agricultura Ecológica, la autoridad de control oficial de este tipo de productos «verdes» es la encargada de certificar oficialmente que los que utilicen esta etiqueta cumplan con los requisitos que marca la normativa. Una norma que es de ámbito europeo, y que procura que en la producción y elaboración de este tipo de productos se utilicen sistemas alternativos a la agricultura tradicional.

El objetivo principal de este tipo de cultivo -que ocupa en la actualidad 10.307 hectáreas, frente a las 217 que se dedicaban a ello veinte años atrás- es obtener alimentos de calidad sin forzar la capacidad productiva de la tierra y los animales, gestionando el suelo agrícola como un sustrato vivo y potenciando su fertilidad.

fuente: Eurocarne