Inicio Internacional La unión Bayer-Monsanto perjudicaría a agricultores brasileños

La unión Bayer-Monsanto perjudicaría a agricultores brasileños

La adquisición de 66,000 millones de dólares que hizo Bayer AG de Monsanto Co. junto con otros acuerdos de varios millones de dólares que arrasan en la industria mundial de químicos para cultivos podrían complicar a los agricultores en Brasil, uno de los principales exportadores agrícolas del mundo, según el ministro de Agricultura del país.

El ministro Blairo Maggi dijo que los acuerdos podrían llevar a una excesiva concentración de la oferta de semillas y pesticidas, socavando la competencia y mellando las ganancias de los agricultores.

“Hay solo una pequeña cantidad de proveedores para un mundo muy grande y eso puede llevar a los agricultores a convertirse en tan solo una parte de un sistema integrado”, dijo Maggi en una entrevista en São Paulo.

Maggi, cuya familia es dueña de una de las mayores compañías de soya de Brasil, Grupo Amaggi, dijo que hablaba en “calidad de productor” y que el Gobierno no debería interferir en transacciones privadas, dejándolas en manos del ente regulador antimonopólico. La compañía agrícola y mercantil de su familia tiene ventas de 3,800 millones anuales.

Rápida realineación

La industria mundial de semillas y químicos está experimentando una rápida realineación, con tres enormes transacciones. El año pasado Bayer hizo su oferta de compra de Monsanto. DuPont Co. y Dow Chemical Co. planean una fusión de pares de 59,000 millones de dólares, mientras que China National Chemical Corp. espera completar su adquisición por 43,000 millones de dólares de la productora suiza de semillas Syngenta AG.

El acuerdo Bayer-Monsanto ha generado suspicacias antes en Brasil. Al ente regulador antimonopólico del país, conocido como Cade, le preocupa que la fusión propuesta conduzca a una concentración del mercado y redunde en mayores costos para los agricultores, dijo en noviembre un funcionario con conocimiento directo del caso.

Brasil ha experimentado además una consolidación interna a medida que compradores extranjeros han adquirido una serie de compañías más pequeñas que comercializan fertilizantes, agroquímicos y semillas. La china Hunan Dakang Pasture Farming Co. adquirió el año pasado una participación de control en la firma de Mato Grosso Fiagril por US$286 millones y se encuentra en negociaciones avanzadas para obtener el control de Belagrícola, firma con sede en Paraná. En 2015, Sumitomo Corp. compró 65 por ciento de la firma de Mato Grosso Agro Amazônia Produtos Agropecuários Ltda.

Inversores extranjeros

Maggi dijo que un nuevo plan gubernamental debería impulsar la disponibilidad de crédito de los agricultores. Brasil apunta a permitir que los inversores extranjeros compren tierras, medida que el ministro dijo que también permitirá a los bancos extranjeros comenzar a aceptar la tierra como garantía al otorgar préstamos.

De todos modos, la expansión del sector agrícola del país será modesta debido a que los precios actuales de los productos primarios, incluidos soya y maíz, no están suficientemente altos para justificar importantes inversiones de expansión, dijo, añadiendo que no ve grupos agrícolas globales con el conocimiento técnico para operar en campos de gran escala en el país.

Los agricultores brasileños no se han beneficiado de la reciente alza de los precios mundiales de la soya debido a la apreciación de la moneda local. El precio de la soya brasileña declinó 3 por ciento en los últimos 12 meses en moneda local, mientras que en el mismo periodo la referencia global avanzó 17 por ciento.

fuente: Economiahoy