Inicio Internacional La industria ganadera de Estados Unidos vive «el año más catastrófico» de...

La industria ganadera de Estados Unidos vive «el año más catastrófico» de su historia

Actualmente no cabe duda de que los ganaderos han sido el sector más afectado de toda la industria agrícola de Estados Unidos en 2020. Además de la pandemia, se han visto obligados a hacer frente a los incendios forestales que se extendieron por más de 4 millones de acres en California a finales de este año.

El fuego ya ha arrasado los bosques nacionales Sierra y Mendocino utilizados como pastos durante décadas, ha matado al ganado y ha destruido unos 38 millones de acres de pastizales administrados por los ganaderos, que constituyen más de un tercio del estado de California. De hecho, los últimos han tratado de evacuar su ganado y muchos no lo han conseguido.

«La gente sigue luchando por salvar sus ranchos. Este es el año más catastrófico que hemos vivido, especialmente quienes dependen del bosque para su subsistencia», señaló Kirk Wilbur, vicepresidente de asuntos gubernamentales de la Asociación de Ganaderos de California.

Por ejemplo, Dave Daley, ganadero del condado de Butte, perdió más del 85% de su rebaño que no estaba asegurado. Durante seis generaciones su familia ha labrado la tierra con alrededor de 400 cabezas de ganado, que han pastoreado libremente en el bosque cada verano. Tras los incendios, ahora Daley no ve un camino claro a seguir. Todavía está tratando de hacer un balance del rebaño que sobrevivió mientras sigue buscando supervivientes en el bosque todos los días.

Este agricultor no tiene un pronóstico optimista para el resto del año y para comienzos de 2021, ya que las lluvias invernales podrían provocar deslizamientos de tierra en la zona. El hombre acusa a los políticos de obstaculizar el pastoreo público y las quemas controladas. Según Daley, ahora los bosques se han convertido en «polvorines».

¿Está todo tan mal?

Además de los constantes apagones provocados por las altas temperaturas, los incendios han afectado considerablemente la industria ganadera de California. No obstante, es poco probable que tengan un impacto significativo en la distribución de carne vacuna o hagan subir los precios a nivel nacional, ya que estos representan menos del 2% del total de ranchos en Estados Unidos, escribe la agencia Bloomberg.

El 2020 ha sido un año volátil en el mercado de carne del país norteamericano. Miles de trabajadores de mataderos se han contagiado de COVID-19, lo que condujo a que se cerrasen las plantas. Esto elevó los precios de la carne vacuna.

No obstante, la industria ganadera no ha sido la única en ser golpeada. Las bodegas y los cultivos de cannabis también se vieron afectados. El condado de Napa, líder de la industria californiana de vino, valorada en 43,600 millones de dólares, ha perdido un 80% de su cabernet sauvignon.

Estos daños se deben a que la contaminación por humo suele afectar las uvas. Mientras tanto es poco probable que dañe otros cultivos. Según la Federación de Oficinas Agrícolas de California, la mayoría de otros cultivos no han sufrido daños considerables, ya que están situados más lejos de los bosques envueltos en llamas y cuentan con sistemas de riego.

sputnik