La industria cárnica neozelandesa espera que el TLC con la UE impulse sus exportaciones

La industria cárnica neozelandesa espera que el TLC con la UE impulse sus exportaciones
abril 5, 2024 - by Internacional
Compartir en Redes Sociales

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Nueva Zelanda y la Unión Europea fue ratificado por el Parlamento de Nueva Zelanda la semana pasada y entrará en vigor a partir del 1 de mayo. Ofrece beneficios limitados al sector de la carne del país oceánico, pero suavizará el flujo comercial e impulsará la cooperación entre los dos mercados.

«La UE se encuentra entre los mercados más importantes del sector de la carne roja de Nueva Zelanda, ocupando constantemente el tercer lugar durante los últimos tres años», dice Sirma Karapeeva, directora ejecutiva de la Asociación de la Industria de la Carne (MIA).

En 2023, el sector exportó 1.300 millones de dólares de producto a la UE, lo que representa el 12 por ciento de las exportaciones totales del sector. “Sin embargo, no hemos ocultado el hecho de que los resultados del TLC están muy por debajo de las expectativas del sector de la carne roja de un acuerdo significativo y ambicioso que refleje la estrecha relación que Nueva Zelanda tiene con la UE», asegura Sirma Karapeeva

El acceso otorgado a la carne vacuna neozelandesa no permite el crecimiento del mercado. La nueva cuota de carne vacuna representa menos del 2% de las exportaciones anuales de carne vacuna de Nueva Zelanda y representa menos del 0,2% del consumo anual de carne vacuna de la UE.

El sector de la carne roja buscará futuras mejoras del TLC para resolver las deficiencias, afirma Karapeeva. «Buscaremos una revisión temprana del TLC, así como discusiones de temas a intervalos regulares».

Un área importante de atención para el sector de la carne roja en estas discusiones será la eliminación de las barreras no arancelarias. Sam McIvor, director ejecutivo de Beef + Lamb New Zealand, dice que el EUDR (Reglamento de Deforestación de la UE) es un buen ejemplo de una barrera no arancelaria al comercio que el sector de la carne roja buscará abordar en el marco del TLC. “Esta barrera debe eliminarse; esta regulación no sólo ha sido criticada globalmente por los exportadores a la UE, sino que los importadores nacionales no la apoyan y será una barrera para los agricultores de la UE que quieran exportar. El EUDR no logrará el objetivo de detener la deforestación global y un enfoque más efectivo sería trabajar juntos en el tema en lugar de imponer una medida unilateral que perturbará las cadenas de suministro globales e impondrá una carga de cumplimiento significativa e innecesaria a productores como Nueva Zelanda. cuyos sistemas agrícolas no están vinculados a la deforestación”.

McIvor dice que si bien el TLC es un hito en la relación histórica y madura entre Nueva Zelanda y la UE, el acuerdo no ofrece el impulso significativo que buscaba el sector de la carne. “Desafortunadamente, los consumidores de la UE ahora se enfrentarán a productos que pueden no cumplir con los estándares de alta calidad en materia de seguridad alimentaria, bienestar animal y medio ambiente de nuestros agricultores y exportadores, lo que potencialmente socavará los propios objetivos de abastecimiento sostenible de la UE», asegura.

Eurocarne

Share this post? Facebook Twitter Linkedin

Informativo Arriba El Campo

Add your Comment