En su artículo publicado en la revista Nature Sustainability , el grupo describe su enfoque para medir las áreas de cultivo de soja en América del Sur y lo que aprendieron sobre su impacto en el uso de la tierra en el continente.

Las plantas de soja son una especie de leguminosa nativa del este de Asia, pero ahora se cultivan en todo el mundo. Los frijoles se utilizan para una variedad de propósitos, desde alimento para animales hasta aceite y tofu. En los últimos años, la demanda de frijoles ha crecido de manera constante, ya que la producción de ganado de carne ha aumentado drásticamente en los mercados asiáticos. El aumento de la demanda ha llevado a la necesidad de tierras en las que cultivar. Los agricultores sudamericanos se han aprovechado de esa necesidad al dedicar más tierra al cultivo. Este crecimiento ha preocupado a los científicos del clima porque investigaciones anteriores han sugerido que gran parte de esa nueva tierra proviene de la demolición o la quema de bosques tropicales. En este nuevo esfuerzo, los investigadores se preguntaron cuánta tierra se ha dedicado al cultivo de soja en América del Sur a medida que ha crecido la demanda. Para averiguarlo, realizaron dos tipos de estudios.

El primer estudio involucró el análisis de imágenes satelitales tomadas de la región entre 2000 y 2019. El segundo involucró viajar a áreas que habían identificado en las imágenes satelitales para asegurarse de que realmente fueran campos de soja.

Los investigadores encontraron que las áreas de tierra dedicadas al cultivo de soja en América del Sur se habían más que duplicado en las últimas dos décadas, de 264.000 kilómetros cuadrados a 551.000. Ahora cubre un área más grande que el estado de California o la Península Ibérica. Los investigadores también encontraron que la mayor parte de la usurpación de tierras para la soja se ha producido a través de la apropiación de pastos que antes se usaban para la cría de ganado. A medida que se agotan los pastos, los ganaderos se trasladan a nuevas áreas, lo que significa derribar la selva tropical. También encontraron que la mayor expansión de la soja se produjo en Brasil: el país experimentó un aumento de la tierra dedicada al cultivo en un 160%.

mundoagropecuario.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.