Inicio Uncategorized INIFAP desarrolla variedad de chiles

INIFAP desarrolla variedad de chiles

El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) generó la variedad de chile VR 91, precoz, con uniformidad en su tamaño y forma, que supera en un 25% a los criollos de la región norte centro del país.

Después del tomate, el chile es la hortaliza que más se emplea en la alimentación del pueblo mexicano, contiene Ácido Ascórbico o vitamina C.

San Luis, Zacatecas, Aguascalientes y Durango son consideradas como regiones productoras de chile seco. Su consumo al día es aproximadamente de 40 a 60 gramos por persona, ya que su principal uso es como condimento, deshidratado y seco.

Tiene un papel importante dentro de la economía del país, ya que requiere de 70 a 90 jornaleros por hectárea. México es uno de los principales orígenes del género Capsicum, específicamente de la especie annuum, que en todo el territorio se puede encontrar. De ellos los más importantes son anchos, mulatos, verde, serranos, jalapeño, mirasoles y guajillo.

Esta hortaliza principalmente se siembra a nivel de mar en áreas tropicales y en regiones templadas del país. Se producen alrededor de 450 mil toneladas de fruto fresco y 40 mil toneladas de frutos secos y deshidratados.

Los genotipos del chile que se utilizan son 95% criollos y del 65 a 70% de ellos, tienen una carga de frutos de regular a mala. Esto da como resultado que se obtengan una amplia variabilidad en cuanto a forma y tamaño.

La variedad VR 91 se formó en los Campos experimentales de Pabellón, Aguascalientes y Palma Cruz, San Luis Potosí, este proceso inicio en 1977 de 31 colectas de genotipos criollos en los estados de Aguascalientes y Zacatecas. Se seleccionaron y se evaluaron sus características agronómicas como rendimiento de parcela y tolerancia a las principales plagas.

Entre sus características, la planta cuenta con una altura de 50 60 centímetros, con un follaje vigoroso y una copa de 50 cm de diámetro. La floración ocurre a los 42 días después del trasplante a la cosecha de fruto maduro. Su ramificación va de cinco a ocho centímetros de la base del tallo. Muestra cierta tolerancia a la enfermedad causada por Phitophthora capsici, y produce 44 frutos por planta.

La variedad VR 91 presentó rendimientos superiores al 22% en relación al testigo Real Mirasol y un 18% más que el testigo La Blanca 74. Dentro de las evaluaciones mostraron un rendimiento de 4.4 toneladas por hectárea de chile seco, cosechado, con un 58% de fruto de primera calidad.

fuente: INIFAP