Entre resistencias y críticas de dos consejeros, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) acató la orden del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y modificó dos diputaciones plurinominales para entregárselas a mujeres y así lograr de manera histórica la paridad con 250 diputadas en el Congreso federal. En el acuerdo se revocó el acta de validez del panista Óscar Daniel Martínez Terrazas, quien se hizo pasar por indígena junto a su suplente Raymundo Bolaños Azocar, coordinador General Jurídico del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, para entregársela a Ana Laura Valenzuela Sánchez y su suplente Mariana Beatriz Sabanero Zarzuela.

Y sustituyeron a la fórmula del PVEM integrada por Javier Octavio Herrera Borunda y Luis Armando Melgar Bravo por Santy Montemayor Castillo, quien es suplente de Laura Lynn Fernández Piña y que ya contaba con una diputación de mayoría relativa. En este caso, Fernández Piña y Montemayor Castillo integraron la misma fórmula por las dos vías, por lo que esta última renunció a su suplencia de mayoría relativa para asumir la plurinominal. Lo que implica que estas dos curules no contarán con una sustituta en caso de algún tipo de ausencia.

En el proyecto se explica que Octavia Ortega Arteaga, la titular de la siguiente fórmula de mujeres, pidió que se le considerara para este acatamiento, toda vez que la fórmula anterior ya tenía una diputación. Pero al renunciar Montemayor a esa suplencia, el INE consideró que cumplía con los requisitos de elegibilidad y le entregó la nueva curul.

Con lo que finalmente, el PVEM que tuvo este ajuste por ser el que más hombres tenía en su bancada, terminó con siete mujeres y cinco hombres sólo por la vía plurinominal. La consejera Carla Humphrey quien propuso este ajuste que fue retomado y reconocido por la Sala Superior del Tribunal Electoral, así como las consejeras Adriana Favela y Claudia Zavala, quienes fueran las únicas en respaldarla y perder la votación frente a la mayoría, destacaron que se trata de un avance histórico.

“Hoy es un día histórico. Por fin tendremos una Cámara de Diputados aritméticamente paritaria con 250 mujeres y 250 hombres. Este Consejo General tuvo la oportunidad de pasar a la historia justamente haciendo esta asignación paritaria pero tuvo que ser la Sala Superior la hacerlo.

“Por resistencias internas ni siquiera se permitió que esos lineamientos fueran discutidos en aquella comisión y mucho menos en este Consejo General. Se dijo que eso era muy peligroso, nada más alejado de la realidad y así lo sostuvo la Sala Superior. Desde luego respeto las posiciones contrarias a las mías pero no puedo compartirla, por la aplicación mal entendida de otros derechos”, sostuvo Humphrey.

milenio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.