Expertos en protección civil y legisladores federales aseguraron que es grave la situación que sucede en el norte del país, por el tema de la sequía que afecta varias presas y el suministro del agua, lo que puede poner en alto riesgo a los habitantes de decenas de ciudades.

Además, Olga Leticia Chávez Rojas, integrante de la Comisión de Asuntos Frontera Norte de la Cámara de Diputados, aseguró que, en el caso de Nuevo León, están investigando el por qué de la falta de agua en los embalses, pues si bien hay ausencia de lluvias, han detectado que algunas empresas han acaparado y desviado el flujo del recurso hacia su propio uso.

“Estamos viendo las causas de la sequía para asegurar su abasto a la población, pero sí hemos detectado que ya también hay corrupción en torno al agua, ya que están desviando algunos mantos acuíferos para empresas distribuidoras”, dijo.

La legisladora de Morena mencionó que el agua en el norte es un líquido sumamente importante, porque es vital para que una buena parte de la industria se siga moviendo, y por ello se está realizando una investigación en las principales embotelladoras.

A pesar de ello, señaló que lo importante es asegurar el recurso a los habitantes, ya que en el norte es más preciada que el mismo petróleo.

Los expertos consideraron que en los estados del norte es donde se vive y se sufrirá en mayor medida la falta de agua en las siguientes semanas.

En su edición de fin de semana, La Razón publicó que apenas se inicia la temporada de calor en el país y al menos 56 presas de 18 entidades ya se encuentran con menos del 50 por ciento de su capacidad máxima de almacenamiento.

De acuerdo con datos del Sistema Nacional de Información del Agua y el monitoreo de las principales presas de México, elaborado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), de las 56 presas, 19 apenas llegan al 20 por ciento y dos de plano tienen cero por ciento de su almacenaje total.

En entrevista con La Razón, Fernando Fernández, director de Protección Civil de Monterrey, Nuevo León, detalló que la sequía es un tema que tienen considerado entre los fenómenos “perturbadores” que pueden llegar a afectar a una población, y lo más grave, advirtió, son las enfermedades que se puedan producir por falta del recurso.

“Puede traer temas de enfermedades, que es uno de los mayores riesgos para los habitantes de una ciudad, ya que se visualiza deshidratación -sobre todo en menores-, falta de higiene en las casas, parálisis de las industrias o enfermedades más graves, como las gastrointestinales”, indicó.

Además, comentó que otro de los riesgos, de no contar con suficiente agua para las actividades, se traduce también en falta de apoyo en emergencias naturales, como es el caso de los incendios forestales, ya que, al no contar con el recurso, se pueden expandir y afectar a más vegetación.

“La falta del agua nos impacta por diferentes frentes y uno de ellos es el ambiental, ya que no se podría controlar un incendio forestal en esta etapa de calor que se vive en México en estos momentos de estiaje”, alertó.

Fernando Fernández comentó que los sectores agrícola y pecuario también se verán afectados en caso de que las condiciones de sequía prevalezcan en las siguientes semanas o meses, ya que las lluvias comienzan hasta el 15 de mayo y ya hay emergencia en muchos estados y ciudades.

fuente: La Razón

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.