Inicio Finanzas Incertidumbre en sector pecuario sobre futuras exportaciones a EU de ganado en...

Incertidumbre en sector pecuario sobre futuras exportaciones a EU de ganado en pie y en canal

Las condiciones a las que se enfrentan el sector ganadero en la actualidad no son del todo agradables, toda vez que los insumos y alimentos para su ganado se cotizan en dólares y encarece la actividad, aunado a la situación económica, pues el proyecto no ha podido ser explicado o aclarado por las autoridades federales.

Juan Pablo Franco Díaz, Presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, expresó que por el momento resulta complicado tener una expectativa clara para este sector, pero tal vez pueda darse después del arribo de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, y entonces saber los alcances de sus advertencias y rigurosidades.

Mencionó que el mercado natural para el ganado mexicano de exportación es Estados Unidos, y en la actualidad se tiene mucha demanda de animales en pie y cortes varios, “pero no sabemos cuánto tiempo dure esta situación, a lo mejor estamos hablando de días”.

El punto a favor que se ha tenido durante la primera parte del mes de enero es la alta demanda de ganado por parte del mercado norteamericano, lo que ha permitido elevar el precio y por ende los ingresos a los productores pecuarios, pero insistió que es algo sobre lo que no hay certeza y por ende resulta complicado hacer proyecciones.

Por lo que respecta a la leche, su precio internacional ha alcanzado niveles que permitirían que el sector se levantara, pero el problema es el mismo de hace meses, “sube el precio internacional pero el ganadero productor no se beneficia en nada, pues el producto sigue siendo comprado a no más de seis o siete pesos por litro”.

Franco Díaz comentó que en el sector al que representa se han corrido una serie de especulaciones en las que se prevé cierre de fronteras una vez que lo determine Trump al tomar el Poder, pero se tiene confianza en que esto no se dé, pues baste recordar que el vecino país no es autosuficiente en la producción de alimentos y forzosamente necesitará importar y su mercado más cercano es este.

Pero aunque se tiene la confianza, la realidad palpable es la incertidumbre entre muchos productores nacionales y consumidores norteamericanos; y si acaso se le ocurre aumentar los aranceles a los alimentos mexicanos, quienes pagarían las consecuencias son los compradores allá, pues también a ellos les aumenta su valor.

El Presidente de la UGRA comentó que ha habido voces que hablan de un cierre de fronteras, pero “es casi imposible que se dé, porque cuando Estados Unidos necesita algo, mantiene la frontera abierta, y cuando no, simplemente cierra o aumenta aranceles”.

Lo que está claro es que dadas las condiciones económicas y la situación política que posiblemente se viva con el país vecino, será tiempo de aprovechar de la mejor manera los tratados comerciales que se tienen en otros países en donde hay alta demanda de productos mexicanos, es el caso de varios europeos, Japón e inclusive Arabia Saudita, por citar ejemplos, “Estados Unidos es nuestro mejor mercado, pero creo que podemos ver e ir hacia otro lado”.

fuente: EL Sol Del centro